Cardenal Kasper afirma que ordenación de hombres casados ya depende de las conferencias episcopales

Cardenales alemanes señalan que el Papa está con buena disposición para acoger peticiones en ese sentido.

11 Abril, 2017, 3:09 pm
4 mins

Las propuestas para ordenar sacerdotes a hombres casados —los viri probati— y admitir a los sacramentos a las personas vueltas a casar, van cobrando cada vez más fuerza. Ya solo dependen de las conferencias episcopales de que se pongan en marcha, según los cardenales Walter Kasper y Lorenzo Baldisseri. Purpurado este último que ha escrito una carta en nombre del Papa a los obispos malteses agradeciéndoles sus directrices para la aplicación de Amoris Laetitia.

“Tenemos que considerar si los viri probati son una oportunidad”, dijo el Papa en una reciente entrevista con Die Zeit, refiriéndose a si ciertos hombres, normalmente casados —y de vida cristiana madura y contrastada, con amplia experiencia en parroquias— pueden tener vocación al sacerdocio. La falta de vocaciones de hombres que quieren vivir una vida célibe, añadió el Pontífice en esta misma ocasión, es “un problema enorme”, y como tal “la Iglesia tiene que solucionarlo”. La Iglesia tiene siempre que “reconocer el momento correcto en el que pide algo el Espíritu Santo”, reflexionó el Papa en aquel momento.

Para el cardenal Kasper, esta alarma de Francisco demuestra que hay una “necesidad imperiosa para la acción”. Hablando con katholisch.de, la página oficial de los obispos alemanes, el presidente emérito del Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos considera que un debate sobre la posibilidad de ordenar a estos hombres casados es de una “necesidad vital”. “No podemos seguir como siempre”, declaró, aludiendo al hecho de que en Alemania solo hay actualmente cuarenta seminaristas en todo el país. “La discusión es urgentísima”.

¿Pero a quién le toca hacer que de la discusión se pase a la acción? Para el Cardenal, el Papa en su entrevista con Die Zeit ha abierto una puerta. “El Papa piensa que la discusión merece la pena; la ve con buenos ojos”, afirmó Kasper. Pero ya “el balón está en el tejado” de las varias conferencias episcopales nacionales, según el purpurado, de quienes Francisco espera el próximo paso.

“El Papa quiere dejar la decisión a las conferencias episcopales”, precisó el purpurado alemán. Pueden “acercarse a él y hacerle una petición”, añadió, y “si esta petición es razonable, tengo la impresión que responderá de manera positiva a ella”. “Ahora depende de las conferencias episcopales”, explicó.

Hace varios días, el también cardenal alemán Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga, explicaba que en su opinión la llamada del Papa a pensar en ordenar a los viri probati no podría aplicarse a Alemania, sino que estaba pensado para contextos “extremos”, como Brasil, donde cientos de miles de feligreses —en localidades rurales, sobre todo— no tienen acceso a los sacramentos por una carencia crónica de curas. Kasper, no obstante, afirma que Marx estaría de acuerdo con él en que la falta de seminaristas en Alemania viene a ser una de las situaciones “extremas” que el Papa aludió en conexión con la posibilidad de ordenar a los “hombres probados”.

Sobre si Marx hará una propuesta al Papa para ordenar a los viri probati, Kasper afirmó que el Arzobispo de Munich y Frisinga “no necesita” ningún impulso. “Quiere que las cosas avancen. Pero no puede intervenir en cada iglesia local (diócesis). Esto, matizó, “tiene que decidirse de forma local; aquí hay que diferenciar”.

____________________
Fuente: www.periodistadigital.com

Escribe para el diario online Periodista Digital de España.

Leave a Reply

  • (not be published)