Es una dictadura

Como cristianos nos corresponde acompañar este ya largo viernes santo que ha vivido el pueblo venezolano. El hambre sigue presente, la falta de medicinas, las operaciones violentas de la Operación de Liberación del Pueblo, los malos servicios públicos o su desaparición, la inseguridad, que se suman y agravan otros males que tienen larga data.