- Revista Mensaje - https://www.mensaje.cl -

Alemania: transporte público gratuito para reducir la contaminación

La contaminación ambiental es un problema de salud mundial que en la Unión Europea causa 400.000 muertes al año. Los niveles de polución en más de 130 ciudades europeas superan los límites establecidos.

Alemania es uno de los países obligados por la Comisión Europea a enfrentar el problema en sus ciudades y, como primera respuesta, surge la propuesta de que el transporte público sea de carácter gratuito.

Las mediciones oficiales revelan que los residentes en las ciudades alemanas respiran cantidades peligrosas de dióxido de nitrógeno. La causa es el temido diésel, más concretamente el dióxido de nitrógeno (NO2), un gas que irrita las vías respiratorias y que procede principalmente de los tubos de escape de los vehículos.

El plan presentado por Peter Altmeier, jefe de gabinete del gobierno de Angela Merkel, y la ministra de Medio Ambiente a la Comisión Europea, consiste en una fase previa de implantación del transporte público gratuito en cinco ciudades (Bonn, Essen, Mannheim, Reutlingen y Herrenberg) antes de que termine 2018. Si los resultados son positivos, se irá ampliando a otras ciudades hasta llegar a las principales del país como Múnich, Hannover, Colonia o la capital, Berlín.

Hay todavía algunas dudas sobre la efectividad de proyecto por parte de la Asociación que gestiona el transporte público alemán. El principal problema reside en cómo compensar la recaudación que se obtiene del transporte público sin poner en riesgo la economía. Por poner un ejemplo, Hamburgo genera 830 millones anuales en venta de pasajes. Y, además, evaluar cómo encarar el aumento de servicios y personal necesarios para enfrentar la demanda de los nuevos usuarios que dejen el coche, por el transporte público.

El proyecto también contempla la reducción de la circulación de coches en el centro de la ciudad, promueve la electromovilidad, restringe el volumen de taxis y fomenta compartir los coches. Para el tráfico de mercancías pesadas deberían establecer “zonas de baja emisión”.

Si bien el gobierno alemán se declara preparado para dar este paso, a nivel de gobiernos locales hay dudas al respecto. En primer lugar, acerca de cómo financiar el gasto. Lo cierto es que se trata de una problemática que debe ser atendida por las autoridades de todos los países, para reducir la contaminación que tiene efectos sobre la salud y sobre el clima.

_________________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar [1]