- Revista Mensaje - https://www.mensaje.cl -

Arzobispo de Managua lamenta muerte de civiles

Cientos de nicaragüenses participaron el sábado en una caminata en Managua para demandar la libertad de los “reos políticos” que han dejado las protestas contra el gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, desde abril pasado.

La víctima fue identificada como Lenin Mendiola, hijo de la dirigente campesina Benigna Mendiola, quien falleció tras un enfrentamiento en la ciudad nicaragüense de Matagalpa entre manifestantes antigubernamentales con grupos afines al gobierno de Nicaragua.

El gobierno denunció la muerte del hijo de la dirigente. En tanto, el opositor Movimiento Cívico 19 de abril Matagalpa reportó al menos dos personas heridas producto, según su versión, de un ataque perpetrado por paramilitares y grupos afines a Ortega contra un grupo de “autoconvocados” que participaban en una marcha por la libertad de “reos políticos”. Esa versión fue confirmada por el activista Roberto Largaespada, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Algunos de los “reos políticos” más conocidos son el miembro de la Alianza y líder campesino Medardo Mairena, el dirigente rural Pedro Mena, la comerciante Irlanda Jerez, el empresario Cristhian Fajardo, así como los jóvenes Brandon Lovo y Glen Slate.

CARDENAL BRENES EXPRESA TRISTEZA POR EL HECHO

Al respecto, el cardenal Leopoldo Brenes, en conferencia de prensa, expresó su tristeza por este hecho, sobre todo porque, como dijo, parecía que se estaba superando todo sin violencia la semana pasada. Es lamentable este hecho, dijo, y condenable de nuestra parte, venga de donde venga. “Creo que un nicaragüense que fallezca, sea de la tendencia que sea, siempre es un dolor para Nicaragua, y eso es condenable por todos los nicaragüenses. Así que mi oración y mi cercanía a la familia Mendiola, allá en Matagalpa, y de igual forma a esta persona campesina que vi, a través de los medios, que fue acribillada”.

EN LAS CÁRCELES AÚN ESTÁN LOS PRESOS POLÍTICOS

El purpurado lamenta también todos los presos políticos que están en las cárceles. Y pide que todo el pueblo ore y “le pidamos a nuestro Buen Dios que ojalá logren pronto la libertad estas personas metidas en las cárceles”.

Un colega le preguntó para cuándo se podría reabrir el diálogo nacional. El purpurado respondió que están haciendo todas las gestiones posibles, para que sea cuanto antes. “Ojalá tengamos las respuestas positivas para entablarlo de nuevo. En primer lugar, estamos buscando algunas citas con el canciller, Denis Moncada, que representa a la Comisión del gobierno, para ver si logramos alguna palabra positiva”.

Sobre la entrada o no del grupo de trabajo de la OEA, dijo que cada gobierno tiene su política, y es libre de aceptar o no aceptar. Aunque, según se afirma, dijo el purpurado, esta comisión no necesariamente tiene que estar dentro del país trabajando, sino que también ellos tienen su metodología para recibir la información y apoyar.

LA IGLESIA DE NICARAGUA SIENTE CERCANÍA DE LA IGLESIA EN AMÉRICA

El Cardenal dijo que desde el momento que cualquier institución se mueva para ayudar a salir de esta crisis al país, es siempre positivo. “Nosotros, como Iglesia, sentimos la cercanía de la oración de toda la Iglesia que peregrina en América Latina, la Conferencia Episcopal de los EE.UU., con la llegada el domingo pasado de Mons. Broglio. Así como la Iglesia de Canadá y la de Europa. Todo va en beneficio”. Añadió que además sería importante que también la prensa ayudará al proceso de paz, sin escribir “epítetos ofensivos” que no ayudan a relanzar el proceso de paz. “Les pido que creen toda una conciencia, de manera que se vaya apoyando todo el proceso”.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va [1]