- Revista Mensaje - https://www.mensaje.cl -

Bolivia y Chile se sentarán a dialogar sobre temas fronterizos

Bolivia y Chile se sentarán a dialogar. Y la cita está fijada para el próximo 25 de julio. Luego de meses de incidentes diplomáticos y de declaraciones poco prudentes desde La Paz, las dos cancillerías han consensuado afrontar las cuestiones limítrofes.

Que los dos países mantengan diferencias sustanciales no es novedad. Ante la Corte Internacional de La Haya hay dos litigios por dirimir: uno es relativo al acceso al mar de Bolivia, perdido en la Guerra del Pacífico, sostenida a fines del siglo XIX. Bolivia pide al organismo obligar a Chile negociar de buena fe sobre el tema. La otra cuestión es relativa a las aguas del Silala: Bolivia las considera una vertiente que Chile explota ilegalmente, y en Chile se considera que es un río internacional cuyas aguas deben ser compartidas.

Más recientemente, hubo varios incidentes fronterizos. En abril fueron sorprendidos en territorio chileno nueve funcionarios públicos, entre ellos dos militares, intentando robar camiones. Según La Paz, por el contrario, los apresados combatían el contrabando. Los funcionarios fueron condenados por un tribunal chileno luego de un proceso regular y se adoptó la medida de expulsarlos del país en lugar de que purgaran la condena. La semana pasada, a su vez, dos carabineros chilenos fueron interceptados en territorio boliviano mientras aseguraban estar persiguiendo un auto sospechoso que huyó cuando se le dio la voz de alto. Los carabineros fueron devueltos a Chile.

En medio de estos episodios, hubo afirmaciones de ambas partes que, por cierto, no mejoraron en nada las relaciones bilaterales. La semana pasada, ante el nuevo episodio fronterizo, el canciller chileno Heraldo Muñoz, invitó a su par boliviano a fijar una fecha para afrontar las cuestiones relativas a la frontera común en una sesión del comité fronterizo, que hace seis años no se reúne. La invitación fue acogida positivamente y las autoridades de ambos países se reunirán, por tanto, el 25 de julio en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

En sendas entrevistas televisivas, tanto el presidente boliviano Evo Morales como el canciller Fernando Huanacuni señalaron el compromiso efectivo para que se realice la cita. Este último confirmó fecha y lugar. Por su parte, Morales agregó una expresión conciliatoria: “con Chile somos países hermanos, no podemos estar enfrentados”, y planteó la necesidad de “empezar a trabajar y resolver los problemas fronterizos”. Sin embargo, fiel a su estilo provocador, el mandatario calificó de “soberbia” la actitud de las autoridades chilenas y sostuvo que la presidenta Bachelet está “secuestrada por la oligarquía”.

No es la primera vez que el presidente boliviano realiza consideraciones en relación a la realidad política interna de los chilenos, y eso a menudo contradice su disponibilidad al diálogo y viola la prudencia con la que hay que manejar las relaciones diplomáticas. Es de esperar que en este momento prime la disponibilidad bilateral a sentarse a discutir cuestiones de interés común, entre dos países que tienen mucho que compartir, al menos en las fronteras.

_____________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar [1]