No tengas miedo

Por José Luis Olea sj
Dios quiere ser vulnerable, tanto como cualquiera de nosotros. Mientras nos preocupamos por luchar incansablemente contra los signos de la edad, Él quiere anclarse en el espacio y en el tiempo.

Darle significado a los nombres

Por José María Rodríguez Olaizola sj
Un nombre, al principio de una vida, es tan solo una posibilidad, un deseo o una promesa. Pero lo bonito es irlo llenando de significado a lo largo de la propia historia.

Los grises de la vida

Por Álvaro Zapata sj
«Ni excesivamente alegre ni terriblemente decepcionado». No es frecuente escuchar una valoración que no se deje llevar por el triunfalismo o el fatalismo, y menos en política.

Pactar con el diablo

Por Álvaro Lobo sj
Síntomas que llevan a muchas personas a vivir a medias, a no aspirar a más que a lo de siempre y a romper sus sueños más hondos por conformismo, miedo o apatía.

Palabras encadenadas

Por José Luis Olea sj
Sólido y solidario; solidaridad y soledad. Palabras que se encadenan y que en hacerlo nos descubren que en realidad unas pocas palabras valen más que mil imágenes.

Entender nuestra historia

Por Luis Delgado sj
Jesús muestra el modo en que Dios nos mira. Solo mirando nuestra vida con sus ojos, como la mira Él, podremos vernos con honestidad, distinguiendo con claridad cualidades que no valorábamos en su justa medida.

Lo probamos y ya vemos

Por Álvaro Zapata sj
Pocas experiencias vitales serán tan plenas como vivir en gratuidad, dando y recibiendo sin objetivos, agendas, comparaciones. Simplemente agradecidos y comprometidos.

Creer sí, pero ¿para qué?

Por Pablo Martín Ibáñez
¿Creo? ¿En qué? Y, sobre todo, ¿para qué? Acostumbrados a vivir de eslóganes o de gestos de poca hondura, el reto es enorme: vivir lo que crees sobre el terreno de lo concreto.