“Y yo qué sé… solo me dedico a jugar fútbol”

El conflicto tributario hace pasar a los futbolistas de estrellas a delincuentes: las estrategias deliberadas para eludir los impuestos es un atentado hacia el bien común y el interés público.

Pablo Maino Swinburn

Francisco De Ferari Correa

04 Julio 2017, 12:00 am
19 mins

Estamos en plena Copa Confederaciones, mientras redactamos este artículo. Por primera vez en su historia, la selección chilena de fútbol ha sido parte de tan selecta competición. Buena parte de las y los chilenos estuvieron expectantes a lo sucedido a más de 17.000 kilómetros con sus “guerreros”, y los medios de comunicación trasladan a sus periodistas top para cubrir cada mínimo detalle del evento. Como diría el gran Eduardo Galeano, “rueda la pelota, el mundo rueda. Se sospecha que el sol es una pelota encendida, que durante el día trabaja y en la noche brinca allá en el cielo, mientras trabaja la luna (…) el mundo gira en torno a la pelota que gira (…)”.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Pablo Maino Swinburn

Abogado.

Francisco De Ferari Correa

Magíster en Ética Social y Desarrollo Humano.