Seis desafíos en la visita del papa Francisco

El país con el cual se encontrará el Santo Padre no tiene los problemas de hace treinta años, cuando vino Juan Pablo II, pero su complejidad nos ocupa y nos preocupa, e inevitablemente ellos estarán presentes de una u otra forma en esos días. Quien nos visita está inmerso en un profundo cambio de la Iglesia y encarna un estilo más sencillo, cercano, humilde, acogedor, que se entronca en las raíces de la Buena Nueva del Evangelio de Jesús: necesita que le expresemos nuestro apoyo por la enorme tarea que está acometiendo.

Alberto Etchegaray

01 Agosto 2017, 12:45 pm
19 mins

El país ha recibido con alegría y expectación el anuncio de la Visita de Francisco en enero próximo. Esta, al igual que la realizada por Juan Pablo II hace ya treinta años, supone formidables desafíos y otorga grandes oportunidades a todos los actores de la vida nacional.

Es importante tomar conciencia de que una Visita papal es, en sí misma, un hecho histórico. No solo porque se produce pocas veces en la vida de los países, sino por el peso ético y la autoridad moral de quien ejerce el pontificado.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Alberto Etchegaray

Ingeniero, ex ministro de Estado.