«Adiós» a las Farc y «hola» a la Farc

El ex movimiento ha declarado que mantiene sus ideales y su objetivo socialista, buscando ahora aprovechar la opción de integrarse a la vida democrática para gobernar Colombia. Persiste, en parte de la sociedad, el temor de que el vacío que dejan las fuerzas guerrilleras será ocupado por carteles del narcotráfico, paramilitares y otras organizaciones criminales.

Raúl Sohr

02 Octubre 2017, 12:58 pm
17 mins

El papa Francisco dijo en febrero del 2016 que viajaría a Colombia cuando la paz fuese una realidad. Entonces el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) afinaban, después de tres años de negociaciones, un elaborado Acuerdo de Paz que permitía poner fin a 53 años de guerra. A comienzos de septiembre coincidieron dos hechos de trascendencia. El Pontífice viajó a Colombia y en la ciudad de Villavicencio celebró una misa de reconciliación en que participaron víctimas y verdugos arrepentidos. Con su presencia, él daba por lograda la paz.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Raúl Sohr

Analista internacional.