Políticas anticorrupción en Chile: ¿Cómo estamos?

Pese a que las diversas denuncias sobre faltas a la probidad conocidas en las últimas semanas han generado una justificada inquietud, es indiscutible que en esta materia en nuestro país ha habido avances concretos. Fortalecer la calidad de nuestra democracia implica continuar trabajando en propuestas que apunten a mejorar la transparencia y la capacidad de fiscalización a las instituciones, abriéndose a nuevos acuerdos transversales.

Eduardo Engel

24 abril 2018, 4:52 pm
20 mins

Una revisión rápida de noticias recientes sobre corrupción en Chile dista mucho de ser alentadora. Falsificación sistemática de evidencia y un fraude por miles de millones de pesos en Carabineros; irregularidades recurrentes y falta de control en el uso de recursos en varios municipios (el más reciente, Viña del Mar); fiscales que renuncian, protestando por las salidas alternativas que se están ofreciendo a políticos y empresarios involucrados en el financiamiento ilegal de la política; un Senado que no rinde cuentas a instancias independentes y se niega a entregar información sobre las asesorías externas que contrató y que, según divulgaciones de la prensa, aportaban poco y nada a su labor legislativa, y partidos políticos multados por malgastar los recursos públicos que reciben para promover la participación femenina en política, son solo algunos ejemplos recientes. No es sorprendente, entonces, que el 2017 sea el tercer año consecutivo en que perdemos terreno en los indicadores internacionales de control de la corrupción.

Al mismo tiempo, el analista de un prestigioso centro de estudios de los Estados Unidos afirma en un reportaje publicado recientemente en el New York Times que «Chile puede enseñar mucho a otros países sobre cómo combatir la corrupción». Luego se refiere a un número importante de reformas aprobadas durante el Gobierno de Michelle Bachelet, que cuentan con un apoyo transversal y que tendrán continuidad en el de Sebastián Piñera, y concluye que «la polarización de Chile es similar a aquella de cualquier país del hemisferio, pero se han hecho reformas y se mantienen». Este analista no está solo en su apreciación, la experiencia chilena es referente para organismos multilaterales e internacionales.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Eduardo Engel

Profesor de la U. de Chile y director de Espacio Público