Campamentos: Una urgencia crítica

Por cada familia que vive en un campamento, hay otras cinco familias en situación de allegadas o en condiciones de hacinamiento: TECHO y Fundación Vivienda piden compromiso para llegar a déficit habitacional cero el año 2025.

Juan Rauld

03 mayo 2021, 5:02 pm
11 mins

Un explosivo aumento de la cantidad de familias viviendo en campamentos detectó el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021 presentado por TECHO Chile y Fundación Vivienda. La información presentada por su capellán, Héctor Guarda S.J., su director ejecutivo, Sebastián Bowen, y su directora de Estudios Socioterritoriales, Pía Palacios, indica que entre el año 2019 y el año 2020 aumentó en un 73,48% el número de familias que hay en ellos y alcanzó a 81.643, según el registro oficial. Asimismo, la cantidad de campamentos es un 20,8% más que en la anterior medición: son 969 en total. Tales cifras representan un máximo histórico desde 1996.

Según comentaron, el peak se observó después del estallido social y antes de las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia. Durante el último trimestre de 2019 se formaron 35 nuevos campamentos y en el primer trimestre de 2020 fueron 42.

La información señala que los campamentos formados tras el estallido social y la pandemia son más grandes en cuanto a número de familias. Vive un promedio de 139 de ellas en cada uno, en contraste con las 77 que vivía en los formados antes de octubre de 2019. En números brutos, es en la Región Metropolitana donde se encuentra el mayor número de familias que viven en campamentos con 11.052 familias. Le siguen Antofagasta con 4.866, la región de Tarapacá con 3.335 y la de Atacama con 2.168.

La magnitud del problema que esto representa puede observarse en el acceso a los servicios básicos: solo el 6,7% de las familias en campamentos accede al agua potable de manera formal. La mayoría accede a través de “pinchazos” a la red pública o mediante camiones aljibe. En tanto, el 88,9% accede al servicio sanitario mediante pozos o acequias. Por otra parte, un 20% cuenta con electricidad de manera formal y un 60% de los campamentos accede mediante conexiones informales.

Se indica, asimismo, que la explosión en el aumento de los campamentos se debe principalmente a que estos crecieron en cuanto a número de familias, más que al hecho de que hayan aparecido nuevos campamentos.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Juan Rauld

Revista Mensaje