La guerrilla digital y su influencia en el debate público

Este nuevo comportamiento surgido en redes sociales ha contribuido fuertemente al clima de polarización que se vive actualmente en nuestro país, buscando crear una realidad alterada.

Patricio Durán González

Tomás Lawrence

10 noviembre 2021, 12:21 pm
11 mins

Tras el estallido social del 18 de octubre de 2019, la clase política chilena se vio obligada a negociar una salida que aliviara el clima social que se estaba viviendo en ese momento. El 15 de noviembre de ese año se firmó el “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución”, lo que dio oficialmente inicio al proceso constituyente chileno. Para el plebiscito del 25 de octubre de 2020, a primera vista parecía que la opción del Apruebo era la que tenía el mayor apoyo de la gente, pero en redes sociales era el Rechazo el que parecía generar el mayor número de interacciones. ¿Qué era lo que estaba ocurriendo?

Desde la Fundación Interpreta analizamos los datos que arrojaban las discusiones en Twitter respecto al proceso constituyente —dado que es uno de los principales frentes de discusión política a nivel mundial— y nos llevamos una sorpresa cuyas repercusiones continúan hasta hoy.

Solamente 921 usuarios de esta red social generaron más de 391 mil mensajes respecto al proceso constituyente, utilizando hashtags ligados al rechazo. Si llevamos estas cifras a porcentajes, podemos decir que un 0,2% de los autores generaron más de un 10% del total de los mensajes en torno al proceso constituyente. Definimos a estos usuarios como “cuentas anómalas” debido a que su volumen de publicaciones es significativamente mayor al de un usuario promedio en Twitter, al punto que logran incidir notoriamente en el rumbo que toma el debate público.

Al observar los datos generales, pudimos corroborar la influencia de las cuentas anómalas: un 73% del total de los mensajes en torno al proceso constituyente eran alusivos al Rechazo. Sin embargo, cuando miramos la cifra de autores, el resultado era que solo un 43% de los autores publicaba mensajes alusivos al Rechazo.

Concluimos, a partir de estos y otros datos, que existían cuentas anómalas que estaban teniendo una influencia significativa en el debate político digital, posicionando hashtags y mensajes, e inclinando la balanza a su favor. A esta estrategia la llamamos “copamiento de redes sociales” debido a que, a través de la propagación de gran cantidad de mensajes, lo que se hace es copar el espacio digital y dirigir la discusión hacia su propia agenda.

Al analizar quiénes se encontraban detrás de esta estrategia, pudimos ver que se trataba en su gran mayoría de cercanos al Partido Republicano y a los movimientos patriotas. Los mismos que continúan utilizando esta estrategia hasta el día de hoy para continuar socavando los avances del proceso constituyente.

El resultado del plebiscito del Apruebo y del Rechazo también llegó a confirmar que la preeminencia del Rechazo en redes sociales era simplemente el resultado de esta estrategia de copamiento y no tenía un valor orgánico detrás.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Patricio Durán González

Analista de datos de Fundación Interpreta y periodista de la Universidad de Chile

Tomás Lawrence

Director Ejecutivo de Fundación Interpreta