- Revista Mensaje - https://www.mensaje.cl -

El Evangelio que anunciamos las mujeres. “Mujeres de Fe”

Domingo 4 de agosto
Mujeres de Fe
Lucas 12, 13-21

El Evangelio de este domingo nos invita a una profunda reflexión sobre cómo gestionamos la vida y también la vida de la Iglesia. Nos interpelan estas palabras: “Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?”.

Al reflexionar sobre lo leído, más reafirmo mi convicción de que “la Iglesia la conformamos quienes tenemos Fe y creemos en Dios y la vida eterna”. Visto de ese modo, todas y todos, sin distinción, tenemos un rol clave, importante e irreemplazable en la gestión eclesial que implica, por un lado, andar de la mano de Dios, y eso trae como consecuencia poner la confianza absoluta en Su cuidado amoroso.

En la realidad eclesial actual vemos a tantos hombres que han utilizado su imagen y poder para su propio provecho, y eso le ha hecho tanto daño a nuestra Iglesia. Me duele ver que tanta incoherencia, tanta hambre de poder y tanto encubrimiento en los actos de quienes la presiden, solo logran desmotivar y alejar a las nuevas generaciones. Cada una de nosotras tiene mucho que entregar, ¡no coartemos las aspiraciones de miles de mujeres que tienen tanto por entregar!

El sello de Jesús era su humildad y su entrega hacia los demás. Creo en un Dios que confía en mí y en todos/as sus hijas/os por igual. ¿Por qué una mujer no puede presidir una Eucaristía o estar en un cargo eclesiástico? Habiendo tantas mujeres tan capaces, cada una con sus fortalezas y debilidades, pero empoderadas de su dignidad de mujer, hijas de Dios Padre y Madre. ¿Por qué no compartir con ellas el poder en la Iglesia? ¿No será esto también pecado de avaricia?

No creo que Dios discrimine, y si Dios no lo hace, ¿por qué deberíamos aceptar que otros lo hagan en su nombre? Aquellos que lo hacen, ¿cuándo razonarán que todos/as formamos la Iglesia, sin distinción? Dios nos quiere así, somos humanos y Él nos invita a ser parte de su Iglesia aceptando aún nuestras carencias. Creo en un Dios justo, que nos mira a todos/as con la misma mirada, nos acoge en sus brazos y confía en cada uno de nosotros/as, sin importar género, edad, nacionalidad, situación económica, color de piel. ¡Ese es nuestro Dios!

Las mujeres seguiremos refugiándonos en nuestra Fe; en esa fe que cada una de nosotras tiene muy afianzada. Las animo a continuar teniendo una bella y sincera comunicación con Dios en forma directa y simple, sin intermediarios.

Confío en Dios, que la unión, trabajo y valentía de “Mujeres Iglesia” logre lo que en años se nos ha negado y en un futuro próximo, paso a paso, todos/as sin exclusión seamos protagonistas del anuncio del evangelio de Dios.

La vida es tan corta y tan bella a la vez, no la arruinemos con luchas de poder y egoísmo, al contrario, compartamos, retroalimentémonos de la Palabra de Dios y ayudemos al que sufre, avancemos juntos por el camino, que Él nos guía. Solo así, al final de nuestra ruta y cuando Jesús nos llame, podremos decir que nuestra pasada por este mundo no fue en vano; sentir que hicimos buen uso de los dones que se nos regalaron y agradecer por cada día de bendición que pudimos disfrutar, por lo inmensamente generoso que es Dios con cada una y cada uno, ya que, aunque hubo días nubosos, al final del camino salió el sol.

Mi herencia a este mundo será todo eso que dejé en una pequeña huella, no huella mía, sino lo caminado a tu semejanza, mi Señor.

* Queridas hermanas, queridos hermanos, les enviamos una nueva homilía del Evangelio que anunciamos las mujeres. Nos alegramos y agradecemos los ojos y la voz nueva de mujeres que se atreven a decir y orar el Evangelio para nuestras comunidades. Estas van enriqueciendo nuestra capacidad de comprender y ampliar el mensaje de Jesús. Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ [1] y en la página: https://www.kairosnews.cl [2]

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile/ [3]