Descubrir nuestro destino

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
La Ascensión del Señor, una fiesta que, bien entendida y vivida, da sentido y dirección a nuestras vidas, une el cielo con la tierra, fortalece nuestro caminar e ilumina la oscuridad que amenaza con engullir a la humanidad.