Vivir con generosidad

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
Nos cuesta ceder el paso, darle atención al otro, buscarle un lugar a quien lo necesita. La vida se ha tornado una competencia desenfrenada por conquistar lugares, por subir a lo más alto, no importa que se tenga que aplastar a los demás.

Corazón podrido

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
El corazón se enferma cuando no vive el amor. El corazón pierde su sentido cuando se le pegan las cosas y faltan los sentimientos. XIX Domingo Ordinario.

La crueldad virtual

Por José María Rodríguez Olaizola sj
¿Qué nos está pasando como sociedad? ¿Son las pantallas las que nos están volviendo indiferentes, impermeables, ajenos al otro?