Las multinacionales de los países ricos, las verdaderas culpables de la crisis migratoria

“El mundo está dirigido cada vez más por el dinero que por la política”. “El dinero es ateo: no tiene ética. Está corrompido y es corruptor”.


logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0