Delineando su rostro

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
Este niño nos viene a ofrecer la verdadera salvación, integral y plena, de todas las personas y de toda persona. IV Domingo de Adviento.