Nuestra mayor fragilidad

Por Jonás Preller Roldán
¿Podemos entender que en esta pandemia se pierda el sentido de polis y se opte por el sesgo individual? ¿Existe conciencia de que si no me vacuno expongo además la salud de quien está a mi lado?