Discriminaciones

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
Respetemos la dignidad de cada uno, en especial de la mujer y los extranjeros.

De juicios y condenas

Por Pablo Guerrero sj
Vivimos en tiempos recios y, por ello, apasionantes. Y lo que salvará al mundo, lo que nos salvará a todos y cada uno de nosotros, no será un juicio, sino el amor.

Un tesoro y no basura

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
Jesús con sus parábolas nos pone en alerta: el tesoro y la perla preciosa, cuando son encontrados, producen una gran felicidad.

¿Soy semilla del Reino?

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
El Reino de Dios necesita, para su realización, del trabajo y la acción comprometida de hombres y mujeres.