Santificado sea tu nombre

Por José María Rodríguez Olaizola sj
Santificar un nombre es algo mucho más serio que decir cosas bonitas, aunque ciertamente también es algo que implica no decir barbaridades.

Respetar

Por Alonso-Lasheras sj
Siempre hay alguien con autoridad sobre nosotros y que se torna necesario, sin perder el sentido crítico, aprender a disentir con educación y respeto.