Seguirte es dar nuestra vida

Por Pablo Guerrero sj
La vida consagrada, en el fondo, es algo muy sencillo y fácil de entender: es una manera de vivir la libertad, es un modo de vivir la pasión por Dios y por sus cosas, es una forma de decir «sí».