No al conservadurismo, sí a la creatividad

Por José Antonio Pagola
Sí a la audacia y escucha del espíritu. El principal quehacer de la Iglesia hoy no puede ser conservar el pasado, sino aprender a comunicar la Buena Noticia de Jesús en una sociedad sacudida por cambios socioculturales sin precedentes.

El aceite del corazón

Por Alfredo Infante sj
El aceite simboliza el cultivo interior, la relación personalísima con Dios que hace posible la espera y el encuentro en medio de la noche y la adversidad. Si no cuidamos el aceite del corazón podemos perder el horizonte del encuentro y hundirnos en el desespero y el inmediatismo que cierra la puerta a la esperanza.