Administrador Apostólico de la diócesis de Chillán llamó a “ser mejores chilenos”

En procesión del Día de Oración por la patria junto a la Virgen del Carmen.

Prensa CECh

02 octubre, 2018, 12:24 pm
4 mins

Pese a las precipitaciones en las horas previas a la peregrinación, diversas muestras de fe y alegría se vivieron la tarde del domingo por las calles de Chillán y Chillán Viejo, en el marco del “Día de Oración por Chile”, instancia que reunió a más 3 mil fieles que oraron por el país y sus necesidades, dando gracias a Dios por todos los dones recibidos en honor a la Virgen del Carmen.

Un frío viento primaveral acompañó la procesión donde decenas de comunidades parroquiales, movimientos, colegios católicos, y familias en general, se fueron sumando a la extensa columna, colmando las calles de la intercomuna y respondiendo así al llamado que hizo la Iglesia en Chillán al culminar el Mes de la Patria en una tradición que se cultiva desde el siglo XVII.

Como cada año, junto a la banda del Regimiento de Infantería Nº 9 de Chillán, el circuito comenzó desde el frontis de la Catedral, iniciando su recorrido por calle Arauco, para luego continuar por Constitución hasta llegar a Av. O’Higgins. Fue en esta gran avenida, pasado Collín, donde se pudo apreciar la multitudinaria procesión que finalizó con una eucaristía en el Parque Monumental de Chillán Viejo, la que este 2018, junto a los párrocos del Decanato Chillán, fue celebrada por el Administrador Apostólico de la diócesis San Bartolomé de Chillán, padre Sergio Pérez de Arce, quien realizó un llamado a “ser mejores chilenos”.

“La palabra de Dios para hoy día era muy incisiva y concreta, y nos invita a valorar a los demás y cuidar nuestra conducta. Eso tenemos que aplicarlo en la patria, donde cada chileno tiene que ser una mejor persona, un mejor ciudadano, un mejor cristiano para los que compartimos la fe… En Chile somos buenos para mirar mal al otro. Debemos mirarnos nosotros primero”, acotó el sacerdote Pérez de Arce en su homilía, donde invitó a acoger a los hermanos inmigrantes que han llegado a nuestro país. “Siempre es una alegría peregrinar con la gente, con las comunidades y orar por la patria para que sea más justa, fraterna, inclusiva, donde todas las personas tengan dignidad, respeto, pan y juntos construyamos esa patria. Por eso venimos a orar al Señor y con la Virgen, para que podamos aprender los caminos de Dios para nuestra patria”, subrayó.

Cabe destacar que esta instancia, en la que se invita a toda la comunidad a participar con alegría y fe, se remonta al año 1971, cuando la Iglesia decidió trasladar la tradicional procesión al último domingo de septiembre, con la finalidad de adherirla a las celebraciones del Mes de la Patria, declarando esa fecha como el “Día de Oración por Chile”.

_________________________
Fuente: Comunicaciones Chillán / www.iglesia.cl

Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal de Chile, donde se dan a conocer noticias relacionadas con la Iglesia chilena y mundial.