Avatar 2, el agua y el agua-sentida: algunas tesis

El agua, pre-texto para continuar pensando. Avatar 2, la estética, el amor, el futuro, la crisis del agua y la esperanza del agua.

1. El cine y la estética nos ayudan a reconectar con el agua interior. Gastón Bachelard en El agua y los sueños (2016) profundiza en la importancia de la imaginación que alimenta la forma, el alma, los sueños, los arquetipos. El alma es agua en movimiento. Avatar 2 es el camino o el sentido del agua.

2. Somos agua: venimos del agua, renacemos en las aguas primordiales, contenemos agua. Como dice el poeta Dante Cajales Meneses (2014) en Días de agua: “Fui concebido en la humedad de un beso. Un mundo de agua que poco conocemos. El agua es nuestro origen (…) poco o nada sabemos de sus días. Si el agua está en peligro, el planeta está en peligro, nosotros estamos en peligro”.

3. La poética y estética humana se movilizan entre el agua y la tierra. Entre ambas la separación, la frontera, el tránsito y el exilio. Orilla con tierra y la abertura del agua. El agua es espacio para que los extranjeros puedan habitar y cohabitar. Avatar 2 y los entramados de los extraños que se convierten en cercanos.

La poética y estética humana se movilizan entre el agua y la tierra.

4. Gastón Bachelard dice que el agua es “femenina” (El agua…). Avatar 2: “El mar da y quita… nacimiento y muerte… todo vuelve al mar”. La feminidad en los procesos que mueven el cosmos. Bachelard: “A menudo un detalle ínfimo de la vida de las aguas se me transforma en un símbolo psicológico esencial”.

5. Avatar 2 y la destrucción en el agua y la destrucción de las creaturas del agua. La gente del “cielo” que domina y destruye. Avatar 2 como crítica estética de la dominación, de la técnica que depreda y de la devastación de lo natural, de las creaturas marinas y de los seres humanos.

6. Avatar 2 en tiempos de sequía global.

7. Avatar 2 y su potencial estética teológica: el agua de la creación, del diluvio, del bautismo, de la Pascua.

8. El agua es paradójica en cuanto ella genera vida y es espacio donde termina la vida. El símbolo del agua nace de una existencia paradójica: la humana. Como indica Carla Cordua (2015): “El símbolo resulta ambiguo, revela y oculta a la vez”. Aprender a descifrar la estética interna de una película, de una pieza artística, de la vida misma porque ella, la vida, es pura estética y poética.

9. El agua es el espacio de la memoria. En Avatar 2 podemos conectar, de manera acuosa, con el árbol de los espíritus y de los antepasados. A través del agua-sentida experimentamos la vinculación con el todo. El agua es figura del nacimiento a la otra vida.

10. El agua, pre-texto para continuar pensando. Avatar 2, la estética, el amor, el futuro, la crisis del agua y la esperanza del agua.


Imagen: Pexels.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0