Carta de Benedicto XVI: “Estoy en peregrinación hacia la Casa”

El Papa emérito escribe una nota al director del “Corriere Della Sera”. “En el lento declive de las fuerzas físicas, paso este último periodo de mi vida”.

Jesús Bastante

07 febrero, 2018, 11:00 am
3 mins

Está a punto de cumplir 91 años (lo hará el 16 de abril), y este domingo se cumplen cinco del histórico anuncio de su renuncia, la primera de un Papa en ocho siglos. Benedicto XVI está “en peregrinación hacia la Casa”, tal y como él mismo ha confesado en una carta al director del Corriere della Sera.

La carta, con la advertencia “Urgente, entregar en mano” al director, Massimo Franco, llegó por la mañana del 6 de febrero a la sede del rotativo desde el “Monastero Mater Ecclesiae, V-120 Ciudad del Vaticano”, el lugar donde el Papa emérito vive retirado del mundo. El sobre contenía una tarjeta doblada y, dentro de otro sobre sellado, un mensaje de nueve líneas, en el que se aprecia cómo Benedicto XVI (firma así, no como Joseph Ratzinger), se prepara para “este último tramo de camino”.

La carta es una respuesta a las demandas de “tantos lectores de su periódico” que “quieren saber cómo paso este último periodo de mi vida”. En su nota, Ratzinger apunta que “solo puedo decir que, en el lento declive de las fuerzas físicas, interiormente estoy en peregrinación hacia la Casa”.

“Es una gran gracia para mí estar rodeado, en este último tramo de camino, a veces un poco cansado, por tanto amor y bondad que no podría haber imaginado”, afirma el Papa emérito, quien agradece a los lectores del Corriere su preocupación. “Es por eso que no puedo sino agradecerles, al asegurarles a todos ustedes una oración de mi parte”, concluye Benedicto XVI.

ESTA ES LA CARTA DEL PAPA EMÉRITO

“Estimado Dr. Franco,

Me ha conmovido que tantos lectores de su periódico quieran saber cómo paso este último periodo de mi vida. Solo puedo decir a este respecto que, en el lento declive de las fuerzas físicas, interiormente estoy en peregrinación hacia la Casa.

Es una gran gracia para mí estar rodeado, en este último tramo de camino, a veces un poco cansado, por tanto amor y bondad que no podría haber imaginado. En este sentido, también considero las preguntas de sus lectores como un acompañamiento para este tramo. Es por eso que no puedo sino agradecerles, al asegurarles a todos ustedes una oración de mi parte.

Saludos cordiales.
Benedicto XVI”.

_________________________
Fuente: www.periodistadigital.com/religion

Escribe habitualmente para el medio online español Religión Digital.