Cincuenta años de la “Humanae Vitae” del Papa Pablo VI

Se cumplen cincuenta años de la encíclica “Humanae Vitae” del Papa Montini, que fue promulgada el 25 de julio de 1968 y que trata acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la regulación de la natalidad.

María Fernanda Bernasconi

25 julio, 2018, 11:24 am
3 mins

En el 50° aniversario de esta Encíclica, recordamos algunos de los conceptos que el Papa Giovanni Battista Montini dedicó a este importante documento que sigue siendo un llamamiento a los esposos cristianos a contribuir con su propia vocación.

LOS ESPOSOS COLABORADORES RESPONSABLES DEL CREADOR

Se trata de un texto compuesto por tres capítulos que contiene, además, un llamamiento final. Tras una premisa sobre el “gravísimo deber de transmitir la vida humana”, para lo cual “los esposos son libres y responsables colaboradores de Dios Creador”, Pablo VI desarrolló en el primer capítulo los aspectos nuevos del problema y de la competencia del ministerio”, seguido de otros dos capítulos sobre “los principios doctrinales” y sobre las “directrices pastorales”.

SIGNIFICADO UNITIVO Y DE LA PROCREACIÓN

En el documento se reafirma la relación inseparable entre el significado unitivo y el de la procreación del acto conyugal; y se declara también la ilicitud de algunos métodos para la regulación de la natalidad, como el aborto, la esterilización y la contra concepción; mientras aprueban los métodos basados en el reconocimiento de la fertilidad.

CARACTERÍSTICAS DEL AMOR CONYUGAL

También se indican las características del amor conyugal, de la paternidad responsable, y el respeto de la “naturaleza y de la finalidad del acto matrimonial”. En el segundo capítulo la atención se dirige a los caminos ilícitos para la regulación de la natalidad y sobre la ilicitud de los medios terapéuticos, a la vez que se aborda el recurso a los periodos infecundos.

LLAMAMIENTOS DEL PAPA MONTINI

En el tercer capítulo pueden leerse una serie de llamamientos a los poderes públicos, a los hombres de ciencia, a los esposos cristianos, a los médicos y al personal sanitario, sin olvidar a los sacerdotes y a los obispos. En fin, el llamamiento a todos acerca de la gran obra de educación, de progreso y de amor.

“Invocamos esta tarea —escribía el Papa Giovanni Battista Montini— sobre todos ustedes y en particular sobre los esposos, la abundancia de las gracias de Dios de santidad y de misericordia, en prenda de las cuales les otorgamos nuestra bendición apostólica”.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va

Escribe para Vatican News.