Libros

Revisa los libros recomendados del mes en Revista Mensaje, reseñados por nuestros destacados colaboradores.

Varios autores

05 septiembre 2018, 5:30 pm
24 mins

El Cristo Gitano. Nicolás Cruz. Sello Emergencia Narrativa, 2016, 229 páginas.

Ponerse en la piel del otro, vivir en su cuerpo, sentir el torrente de su sangre y luego emerger consistente desde el habla y las acciones de cada personaje, parecería ser el desafío de Nicolás Cruz en esta lograda novela.

La trama arranca con el futuro Cristo durante su pubertad en un recóndito hogar de menores, un lugar innombrado del sur de Chile donde unos sacerdotes administran este orfanato que, como suele suceder en todo espacio poblado de niños, se establecen relaciones de poder y dominación entre los diferentes grupos. Un episodio dramático y violento cambia el curso de su historia de vida y, si bien no justifica los hechos futuros, los explica y devela que todo está siempre encadenado de un modo u otro, que nada ocurre sin que, tras una vuelta y otra, hebras del pasado regresen y se retejan.

Y es esta predeterminación de los hechos y las vinculaciones, a veces muy menores y sutiles, lo que traza las líneas de los destinos entre personajes golpeados por la historia reciente de nuestro país.

Tras esta primera parte, Cruz presenta los otros planos que arman la narración: un torturador, arquetipo de esos sujetos menores y ramplones pero ensoberbecidos de poder y distorsión de la realidad, soberanos en su espacio de crueldad y carentes de empatía. Esos personajes a los que otros, como el Teniente Coronel los dejan ser —sus débiles conciencias justifican su complicidad como el convencimiento de que esa es la estrategia adecuada para la sumisión de subversivos—, han escrito páginas sangrientas y dramáticas en vidas irrecuperables o para siempre dañadas.

Hay un convento de monjas en el que niñas y niños, que los padres deben abandonar para protegerlos, son acogidos por la superiora cuya compasión y responsabilidad moral la vuelven entrañable, donde los ciclos de la vida y la muerte se desarrollan en un registro triste y marginal.

En otro plano aparece una pareja de opositores a la dictadura que son apresados y llevados a esta casa eufemísticamente llamada villa, en la que el Búho campea a su distorsionado gusto y donde las personas son reducidas a nada más que la representación perversa que de ellos hace.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Varios autores

Revista Mensaje