Continuaciones musicales

Comentario del mes a lo más destacado de la música nacional e internacional.

Seguro que Fernando Verdugo no me creerá y dirá que todo esto es un invento mío. Pero no: ¡es una auténtica coincidencia! Los astros se han alineado para que hayan llegado a mí dos producciones muy diversas, pero que tienen en común el venir a completar una obra que, se suponía, estaba ya cerrada. Obras que eran inconclusas, sin que casi nadie lo supiera. Más allá de la perplejidad, mi invitación es a disfrutar estos discos en sí mismos y no solo como eslabones de una cadena. En el trasfondo está la pregunta, nunca respondida del todo, sobre la forma más adecuada de comprender el vínculo de lo que somos hoy con la historia que nos precede y que, de algún modo, nos ha preparado (al menos) para ser eso que somos y no otra cosa…

Al Di Meola, John McLaughlin, Paco de Lucía: Saturday Night in San Francisco – Live 12-6-80 (2022)

El concierto en vivo de este trío de célebres guitarristas se llevó a cabo el viernes 5 de diciembre de 1980 y se hizo legendario gracias a que su grabación se convirtió en el disco homónimo, lanzado al año siguiente, y que alcanzó récords de ventas. Pocas veces la música instrumental ha tenido tanta aceptación en el gran público. No era raro escucharlo en la calle, en la micro, en alguna sala de espera. Muchos sabían de la existencia de Paco de Lucía, porque ya mucho antes había popularizado (por decirlo de algún modo) la música flamenca de Andalucía; pero Al Di Meola y, sobre todo, John McLaughlin eran músicos de ambientes más elitarios. A mi juicio, McLaughlin sigue siéndolo, por cultivar una música de difícil acceso para el gusto popular. Como sea, el trío se hizo célebre y en los ochenta no había guitarrista que no quisiera tocar como ellos. Cosa difícil, tratándose de tres intérpretes de muy diverso estilo y sonido. Tal vez por eso mismo, este conciliábulo nocturno de diciembre de 1980 logró ese nivel de magia y de fascinación, partiendo por la que, seguramente, experimentaron ellos mismos.

Lo que nadie sabía, hasta ahora, era que existía la grabación del concierto de la noche siguiente, el sábado 6 de diciembre. Esta nueva producción incluye ocho temas, que, agregados a los cinco que componen el volumen de 1981, vienen a completar lo que debió haber sido esa reunión de tres gigantes de la guitarra, moviéndose, con inspiración soberbia, en las aguas de la música mediterránea, el flamenco, el jazz y la fusión. Pienso en algunos amigos, que ya no están, y que habrían disfrutado como locos con esta sorpresa que tardíamente nos ha traído la vida. 

Robert Glasper Experiment: Black Radio III (2022)

Por supuesto, tampoco sabía del tercer volumen de esta obra mayor de la música contemporánea. Léase: de la música contemporánea de las calles marginales de cualquier gran ciudad del mundo. Lo que sí se conocía, espero, es mi incondicional admiración hacia este gran pianista. Tanto me fascina su música, que, superando mi proverbial fobia a las multitudes, asistí, y además con gran gusto, al único concierto que Glasper y su Experiment realizaron en Santiago en su visita de 2016. En ese momento, yo vibraba con los dos primeros volúmenes de Black Radio, y a partir de esa doble obra ya había comenzado a indagar por todos y cada uno de los intersticios de la producción musical de Glasper, incluyendo su veta más jazzística.

En este tercer volumen de Black Radio, el músico, escoltado una vez más por su Experiment, retorna a sus sonidos radiales de barrio y de cotidianidad. Como siempre, se rodea de otros amigos; todos, músicos eximios y cantantes de excepción. Reconozco a un par de grandes: Esperanza Spalding, Gregory Porter, Yebba… Como los dos volúmenes anteriores, Robert Glasper logra plenamente el efecto de una radio que prendes para escuchar junto a los amigos, probablemente en la calle misma o en una plaza. De esta radio emana un continuum de música leve y a la vez profunda; agradable al oído de un oyente medio, pero al mismo tiempo de gran sofisticación en la armonía, en los arreglos y, para qué decir, en la interpretación de grandísimos músicos de cultura auténticamente negra. No esperaba este tercer volumen, de verdad. Pero ahora pienso si no podría haber un cuarto.

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0