Medio ambiente: Mercado y justicia social

Incorporar mecanismos de mercado en la regulación de las variables medioambientales puede tener efectos positivos en el corto plazo, pero puede generar riesgos de mercantilización que afectan gravemente la defensa del bien común.

Ezio Costa Cordella

25 abril 2018, 10:12 am
19 mins

La globalización de los problemas ambientales o, más bien, la toma de conciencia acerca del riesgo global que representa el cambio climático, así como la imposibilidad de los individuos y de los Estados modernos de controlarlo por sí mismos, ha puesto en el centro de las preocupaciones la necesidad de prácticas y espacios colaborativos. Se ha vuelto imprescindible asumir ciertas lógicas de política pública a ser aplicadas de manera global, las que se concretan como recomendaciones o incentivos impulsados desde organizaciones internacionales y tratados para ir reconfigurando nuestra relación entre países, personas y medio ambiente.

Un factor complejo en esta materia es que, si bien como humanidad asumimos nuestras culpas, en general no aludimos a los precursores sociales del cambio climático. Reconocemos que este es ocasionado por nuestra actividad y reconocemos la explicación técnica de cómo la producción de gases de efecto invernadero impacta en la atmósfera y el clima, pero no hacemos alusión a que la naturaleza humana o la organización social nos llevan al estado en el que nos encontramos: pretendemos cierto nivel de neutralidad que, como veremos, no es tal.

Entre las manifestaciones de política pública que son resultado de los acuerdos globales de cambio climático, nos centraremos en la conceptualización de los servicios ambientales. En ese ámbito, a veces predomina la tendencia de instalar lógicas de mercado para buscar los incentivos necesarios para conservar y proteger esos servicios.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Ezio Costa Cordella

Abogado. Director Ejecutivo de la ONG FIMA, Investigador del Centro de Regulación y Competencia (RegCom), de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile