El rol del trabajo en un país sustentable

La prudencia extrema en los ritmos del retorno a las actividades, un diálogo equilibrado entre los actores, el carácter compartido de los sacrificios y un Estado velando por los derechos laborales son elementos indispensables a considerar en la actual etapa.

Eduardo Abarzúa

Yerko Ljubetic

31 julio 2020, 12:34 pm
16 mins

Prontos a iniciar el desconfinamiento “paso a paso”, volvemos a plantear la necesidad urgente de instalar procesos de diálogo social que incluyan a todos los actores laborales para definir medidas para establecer una forma de organización del trabajo que priorice la salud de trabajadores y trabajadoras por sobre cualquier otra consideración. Si bien la dimensión abordada es sustantiva, preocupa que la discusión llegue a ser solo técnico-económica (flujos de trabajadores, diseño de turnos, organización del trabajo, etc.) y unilateral, o bien dirigida desde el gobierno y desde actores empresariales sin que se escuche a los trabajadores y sus organizaciones. Omitir al actor laboral se ha vuelto una estética reiterada, que dibuja una realidad inquietante e impide la trascendental discusión respecto del futuro rol del trabajo que sustente una idea compartida de país.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Eduardo Abarzúa

Decano Facultad de Economía y Negocios, U. Alberto Hurtado

Yerko Ljubetic

Abogado, Máster en Políticas del Trabajo y R. Laborales, U. de Bologna