A cincuenta años de la Unidad Popular

Nací en los noventa, en democracia, y más de veinte años separan mi nacimiento del 3 de noviembre de 1970, día en que Salvador Allende asumió la presidencia. ¿Qué me dicen los tiempos de la Unidad Popular como joven de la generación millennial?

Jorge Blake

31 agosto 2020, 5:15 pm
11 mins

Qué duda cabe: los tiempos de “la UP” aún generan mucha tensión entre las generaciones que lo vivieron. Pienso especialmente en aquellas chilenas y chilenos que hoy en día tienen más de 65 años. Desde mi infancia, he sido testigo de la tensión y los desencuentros que el recuerdo de aquella época produce en esta generación. Se ha vuelto algo natural para mí. Aunque no me complace este pensamiento, a ratos creo que dicha tensión difícilmente se resolverá; más bien, perdurará mientras continúe viva la generación que la encarna. Al mismo tiempo, tengo la impresión de que la fuerza simbólica de aquel momento histórico se ha dispersado de una manera ambigua y compleja a lo largo de las generaciones más jóvenes. Mi impresión es que entre quienes rondan hoy los 45 años de edad existe una cierta desafección hacia el periodo en cuestión. Por cierto, se trata de una generalización muy gruesa. Por otra parte, contrasta la actitud que puede percibirse en quienes nos encontramos en torno a los 30 años. En ese segmento, se nota particularmente la relevancia que ha ido adquiriendo la figura del Salvador Allende como ícono cultural para algunos de los movimientos sociales actuales y como referente político de una “nueva izquierda”. A su vez, confieso que es un misterio para mí qué percepción tiene al respecto la denominada generación Z, conformada por adolescentes y jóvenes nacidos durante el segundo milenio. Me aventuraría a decir que la “vía chilena al socialismo” y que unas “abiertas y grandes alamedas” no están muy presentes en su radar vital.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Jorge Blake

Sociólogo