Chile y la lucha por la supremacía mundial

En la segunda década del siglo XXI también ha habido tensión internacional, como la hubo en la Guerra Fría, pero los tiempos son muy distintos: China tiene una postura pragmática y EE.UU. busca aliados estratégicos.

Raúl Sohr

31 agosto 2020, 5:00 pm
18 mins

Apenas concluyó la Segunda Guerra Mundial, “una cortina de hierro”, en la célebre expresión de Winston Churchill, dividió a Europa y el mundo. Dos bloques antagónicos compitieron en todas las esferas. Con una limitación: tanto Estados Unidos como la Unión Soviética contaban con armas nucleares. Un choque frontal significaba la destrucción de ambos. Como ninguna de las partes podía vencer a la otra en una conflagración, a temperaturas termonucleares, no tuvieron más remedio que derivar a una “Guerra Fría”. Esto es, enfrentarse sin bombas atómicas a través de terceros países interpuestos evitando así riesgos mayores. Este fue el escenario que dominó la segunda parte del siglo XX. Ningún país escapó al choque de las superpotencias y Chile, que buscó un camino propio, pagó un alto precio por su original “vía chilena”.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Raúl Sohr

Analista internacional