Apertura, en fidelidad a la doctrina

Seguramente, en su vocación de hacer una reflexión sobre Chile y el mundo, a la revista se le seguirá exigiendo un aporte en lo valórico y que sea capaz de mostrar convicciones profundas, en línea con su tarea esencial de desafiarnos a pensar a la luz del mensaje cristiano.

Antonio Delfau S.J.

06 octubre 2021, 2:57 pm
7 mins

Me correspondió participar en Mensaje, desde mayo de 1993 como integrante del consejo editorial y desde junio de 1996, en el cargo de director.

Un primer aspecto a destacar es que en todo momento fui testigo de los esfuerzos que un grupo diverso de jesuitas y colaboradores laicos hacían para la publicación de la revista, inspirados en la misión que nos encargó san Alberto Hurtado en su fundación en octubre de 1951. El compromiso de todos ellos se ha hecho notar siempre como una de las fortalezas de la revista en el desarrollo de su línea editorial y en sus proyectos, involucrando, por cierto, el análisis constante de la actualidad y el discernimiento, desde una perspectiva humanista cristiana, de los caminos a seguir ante los grandes desafíos del país. Merecen especial agradecimiento los integrantes del Consejo Ampliado.

En el tiempo que me correspondió ejercer como director, una preocupación fue el tratamiento a los primeros proyectos de ley de divorcio, ya a fines de los años noventa. La revista dio espacio a líderes de opinión católicos que, reafirmando su condición de creyentes y con respeto a la doctrina, defendían su autonomía en el plano de las decisiones temporales. Esos episodios también provocaron tensiones en su momento, pero nuestra revista cumplió su rol de apoyar el discernimiento de muchos. De igual manera, ocuparon espacios importantes los informes sobre la tortura, algunos artículos sobre bioética —como un «Diálogo sobre la vida» del cardenal Martini, que tuvo especial repercusión—, una controversia que tuvimos con El Mercurio sobre el rol de la prensa en dictadura, nuestra insistencia en la defensa del voto obligatorio y ciertos tira y afloja por contenidos que algunos sectores de la Iglesia consideraban, en ese momento, alejados de la ortodoxia doctrinal.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Antonio Delfau S.J.

Director de Mensaje entre junio de 1996 y septiembre de 2015