El Evangelio que anunciamos las mujeres. “Amarás a tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y toda tu mente […] Amarás a tu prójimo como a ti mismo”

El mandamiento más importante es el del Amor.

Evelyn Álvarez Seguel

26 octubre, 2020, 9:50 am
6 mins

Domingo 25 de octubre 2020
Evangelio según San Mateo 22,43-40

En aquel tiempo, habiéndose enterado los fariseos de que Jesús había dejado callados a los saduceos, se acercaron a él. Uno de ellos, que era doctor de la ley, le preguntó para ponerlo a prueba: “Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley?”.
Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más grande y el primero de los mandamientos. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas”.

AMARÁS A TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, CON TODA TU ALMA Y TODA TU MENTE […] AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO

Este Evangelio siempre tiene una novedad hermosa y desafiante: El mandamiento más importante es el del Amor.

El amor a Dios Padre-Madre con todo nuestro corazón, es decir, con nuestra emocionalidad, con todos nuestros sentidos. ¿Qué siento cuando amo a Dios Padre-Madre? ¿Qué gesto nace de mi cuerpo y mis sentidos cuando siento que le amo?

Con toda mi alma, es decir, con toda mi necesidad y certeza de trascendencia. ¿A qué me llama Dios Padre-Madre? ¿Hacia qué infinitud me lleva Dios Padre Madre?

Con toda mi mente, es decir, con todo lo que hemos conocido, nos han enseñado y hemos estudiado respecto de Dios Padre y Madre. ¿Qué conocimiento me cuestiona esta invitación de amar a Dios Padre-Madre? ¿A qué valores y prioridades nos desafía este contexto, de tantos llamados sociales y personales que estamos viviendo?

Este primer mandamiento que nos indica Jesús, es el más importante, resulta novedoso en este contexto actual de pandemia, y también de controversias sociales-políticas. Es un mandamiento que debemos reflexionar y dejar que penetre profundamente en nosotras, que nos remueva y cuestione cómo es el amor que estamos sintiendo por Dios Padre-Madre, cuáles son sus alcances, cuáles son sus anchuras, cuáles son los límites que aún tiene y cuesta cruzar.

Nos interpela a reflexionar si es tan amplio y comprometido como nos pide Jesús, si estoy viviéndolo efectivamente con todo el corazón, alma y mente. O bien, he estado viviendo ese amor desde un solo lugar, desde la comodidad.

La Palabra de Dios Padre-Madre, también nos invita al mandamiento y desafío del amar a los otros como a nosotras mismas.

¿Me he cuidado amorosamente en este periodo de pandemia? ¿Qué más podría hacer como gesto amoroso para estar mejor conmigo misma? Es necesario y solicitado por Dios Padre-Madre el amor hacia una misma, porque somos sus hijas amadas y la vida que tenemos es su regalo más preciado. Debemos tener la certeza que nuestras habilidades, virtudes y características personales fueron pensadas cuidadosamente y con amor infinito, por Quien nos ha dado el don de la vida.

Luego… ¿Logro amar a todos mis prójimos? Este es un llamado importante en el tiempo presente, de grandes decisiones a nivel país, que ha ocasionado una gran brecha entre las posturas contrarias, situación que puede conducirnos a una dañina polarización. Disfrutamos de una oportunidad única de participación, en la que debemos considerar este mandato. Tengamos en cuenta los que más sufren en la sociedad chilena, los pueblos indígenas, nuestros niños/as y jóvenes del SENAME, la comunidad LGTBI+, los adultos mayores, internas e internos en las cárceles, nosotras las mujeres, las personas enfermas, por el Covid y otras enfermedades. Las decisiones políticas deben estar fundamentadas en generar espacios que contengan a quienes están excluidos, segregados, mal cuidados, solos. Espacios de oportunidades para la realización personal y transcendente para todos, donde podamos gozar de una vida digna y plena.

Este Evangelio sin duda es una buenísima noticia, que llena de esperanza. La Ruah sopla fuerte inundándonos de amorosos cambios para nuestra sociedad y para nosotras mismas, en nuestras mentes, almas y corazones.

* Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile

Pastoral de la Diversidad Sexual LGTBI+ (PADIS+). Mujeres Iglesia Chile.