El Evangelio que anunciamos las mujeres. «El que no está contra nosotros está a favor nuestro»

Dar, sin esperar recompensas, y hacerlo todo en una actitud de entrega y amor hacia el hermano o hermana necesitada de nuestra ayuda.

Marta Hinojosa

24 septiembre, 2021, 11:09 am

Francisca Venegas

24 septiembre, 2021, 11:09 am
6 mins

Domingo 26 de septiembre de 2021
Lectura del santo evangelio según san Marcos 9, 38-43. 45. 47-48.

Juan dijo a Jesús: “Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre, y tratamos de impedírselo porque no es de los nuestros”.

Pero Jesús les dijo: “No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí. Y el que no está contra nosotros, está con nosotros.

Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo.

Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar.

Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala, porque más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos al infierno, al fuego inextinguible. Y si tu pie es para ti ocasión de pecado, córtalo, porque más te vale entrar lisiado en la Vida, que ser arrojado con tus dos pies al infierno.

Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga”.

EL QUE NO ESTÁ CONTRA NOSOTROS ESTÁ A FAVOR NUESTRO

El Evangelio de san Marcos nos enseña que debemos ser personas más generosas en el dar, sin esperar recompensas, y hacerlo todo en una actitud de entrega y amor hacia el hermano o hermana necesitada de nuestra ayuda.

Jesús hoy en su evangelio es tajante con la pregunta de Juan: “Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre, y tratamos de impedírselo porque no es de los nuestros”. Podemos ver que hay otros grupos que “no son de los nuestros”, y ellos también pueden hablar en el nombre de Dios, porque la Ruah también actúa en sus corazones con la misma energía que la nuestra. ¿Cuántas veces nos ocurre que caemos en la tentación de querer dejar a los otros que no piensan al igual que nosotros, fuera de nuestros grupos o movimientos a los cuáles pertenecemos? Es la tentación de creernos superiores y pensar que tenemos la verdad absoluta sobre los demás, especialmente con respecto al Reino de Dios, y hacemos comentarios, juicios, desacreditando a otros grupos que también tienen su propia verdad, y aquí se nos viene a la memoria los otros credos religiosos. Nuestra invitación es la que hoy Jesús nos hace, que es poder vivir siendo cada día personas más abiertas, tolerantes e inclusivas, para promover una cultura del encuentro y el diálogo que tanto hoy requiere nuestra sociedad chilena y el mundo. Por lo tanto, estimadas amigas y amigos de camino, no importa que se le haya ocurrido a otro grupo hacer el bien y las buenas obras, debemos sentirnos profundamente felices porque aún hay personas de buena voluntad que anhelan una sociedad mejor para todos y todas. Nuestra humanidad no es conjunto de hombres y mujeres aisladas, porque toda persona es nuestro prójimo, que necesita de una mano amiga y solidaria.

Entonces el llamado es a dejar el egoísmo de lado, porque somos de Cristo y es Él quien nos invita a trabajar en ser sembradores de fe, unidas y unidos en el amor de Dios, de corazón abierto e incluyentes donde nadie quede fuera, a incorporar a todos y todas los que hacen el bien en nombre del Señor: “Todo aquel que no está contra nosotros está a nuestro favor”, rescatar a aquellos hermanos y hermanas en la Fe que tratan de encontrar y alcanzar el camino al igual que nosotras hacia la vida eterna.

Queridas mujeres compañeras de camino, queridos varones, es tan importante hoy en este mundo de diversidades fomentar la tolerancia, sentirnos responsables de la salvación de nuestros prójimos para incluir y crecer juntos en armonía y respeto entre hermanos y hermanas. Es importante preguntarnos siempre, ¿nos sentimos responsables de nuestro prójimo?

El conocer y tener a Jesús presente en nuestras vidas es la mejor experiencia, el caminar juntas, juntos, nos da un corazón grande y generoso, abierto hacia los demás para construir una comunidad mejor, no dejemos que el pecado mate nuestra fe, esta fe que nos sostiene y libera.

Para todas y todos, hermanas y hermanos de camino.

* Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile

Mujeres Iglesia Biobío.
Mujeres Iglesia Biobío.