El Evangelio que anunciamos las mujeres. María, Madre de Dios

Reconocemos en María, a la Madre de Dios, y en ella contemplamos el Misterio de un deseo profundo, Trinitario, de unir la humanidad con la divinidad.

1 de enero de 2023. Solemnidad de Santa María, Madre de Dios – Octava de Navidad.
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 2, 16-21.

Los pastores fueron rápidamente adonde les había dicho el Ángel del Señor, y encontraron a María, a José y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y todos los que los escuchaban quedaron admirados de lo que decían los pastores.

Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. Y los pastores volvieron, alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, conforme al anuncio que habían recibido.

Ocho días después, llegó el tiempo de circuncidar al niño y se le puso el nombre de Jesús, nombre que le había sido dado por el Ángel antes de su concepción.

El día primero de enero, celebramos como Iglesia una fiesta maravillosa para comenzar el año, Santa María, Madre de Dios.

Las lecturas, todas ellas, nos remontan a una tradición que nos ha acompañado generación tras generación, que es la bendición. “Bien decirnos” en el nombre de Dios… y quizás la primera pregunta que nos puede acompañar es: ¿Qué tiene que decirnos Dios hoy a cada una, a cada uno?

Reconocemos en María, a la Madre de Dios, y en ella contemplamos el Misterio de un deseo profundo, Trinitario, de unir la humanidad con la divinidad, no una elección azarosa, sino una decisión de confianza y amor. En María, los ojos de Dios se han posado y la ha hecho parte desde las entrañas al Misterio de la vida, humanidad y divinidad se han besado, y se han hecho una sola carne. Aquello nos abre a una novedad absoluta y es que el niño que ha nacido de su propio ser, es totalmente humano y totalmente Dios.

En María, los ojos de Dios se han posado y la ha hecho parte desde las entrañas al Misterio de la vida.

Esa humanidad transforma nuestra condición y sella con profundo amor nuestro ser de hijas e hijos de Dios, nos vincula y nos hace totalmente suyos. Se hace fecunda la historia de Salvación, cumpliéndose el mayor deseo de Dios, ser portadoras, cual sagrarios vivos, de una promesa que se gestó desde antes de la creación, y es que somos predilección Trinitaria, para tener una vida, y no cualquier vida, una vida en abundancia, una vida en el “seno” de Dios.

En este misterio de María, se realza nuestro ser mujer. Aquella condición que compartimos no puede quedar exenta, los pastores encuentran a esta Sagrada Familia y a esta mujer elegida por Dios, con este pequeño niño, y son capaces de comprender lo que ahí se esconde. Hoy nosotras encarnamos en nuestros cuerpos, el deseo de un Dios vivo, que a través de nosotras también anuncia la vida que él trae. También nosotras somos una historia, un cuerpo, una vida, que engendra y profetiza los albores de una nueva Iglesia, que reconoce la importancia sagrada que Dios le ha dado a María, el Don indudable que las mujeres representamos en nuestra comunidad eclesial.

María nos enseña a ir guardando en lo profundo, aquello que va viendo y oyendo, el testimonio de otros y otras, ella reconocerá la luz del Espíritu, y la hará profundamente abierta y receptiva a lo que Dios le vaya revelando, así nosotras también vamos siendo mujeres adoradoras y contemplativas, para permanecer a toda hora en el discernimiento de la voluntad de Dios.

Por último, no podemos dejar de compartir nuestra vida, con todo lo que ella es, con los desterrados de la historia, representados en los pastores. Ellos humildes y marginados, son llevados por los Ángeles, descubriendo las señales.

¿Qué señal de lo que hemos visto y oído, hoy debemos anunciar?

Que el Señor nos bendiga y nos proteja, ilumine su rostro sobre nosotras y nosotros y nos conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz.


Fuente: Mujeres Iglesia Chile / Imagen: FreeImages.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0