El Evangelio que anunciamos las mujeres. «Para mí, ¿quién es Jesús?»

Es fácil describir a quienes conocemos, a nuestras amistades, hermanas y hermanos de comunidad, familiares, pero ¿conocemos verdaderamente al Señor?

María Angélica de la Fuente

10 septiembre, 2021, 10:06 am
6 mins

Domingo 12 de septiembre de 2021
Lectura del santo evangelio según san Marcos 8, 27-35.

Jesús salió con sus discípulos hacia los poblados de Cesarea de Filipo, y en el camino les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy Yo?”.

Ellos le respondieron: “Algunos dicen que eres Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los profetas”.

“Y ustedes, ¿quién dicen que soy Yo?”. Pedro respondió: “Tú eres el Mesías”.

Jesús les ordenó terminantemente que no dijeran nada acerca de Él. Y comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre debía sufrir mucho y ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar después de tres días; y les hablaba de esto con toda claridad.

Pedro, llevándolo aparte, comenzó a reprenderlo. Pero Jesús, dándose vuelta y mirando a sus discípulos, lo reprendió, diciendo:

“¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres”.

Entonces Jesús, llamando a la multitud, junto con sus discípulos, les dijo: “El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí y por la Buena Noticia, la salvará”.

PARA MÍ, ¿QUIÉN ES JESÚS?

El evangelio de Marcos nos relata un momento de la vida pública de Jesús, que caminando junto a sus discípulos les pregunta acerca de su propia identidad y los invita al discernimiento personal. “¿Quién dice la gente que soy Yo?”. “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”. Pedro, el apóstol, confirma ante todos: “Tú eres el Mesías”. Y nosotras que caminamos junto al Señor, ¿quién es Jesús para nosotras? Siempre es fácil describir a quienes conocemos, a nuestras amistades, hermanas y hermanos de comunidad, familiares, pero ¿conocemos verdaderamente al Señor?, ¿hemos hecho una experiencia real y profunda del Señor para saber quién es? No es fácil decir quién es Jesús, es una pregunta personal y la respondemos en nuestra intimidad espiritual, debemos tener la claridad que creer en Jesús no se trata de “saber” sobre Él, sino de vivir una relación de intimidad absoluta con Él y entonces desde allí nos podemos responder.

En el centro del evangelio podemos leer cómo se culmina un periodo y se abre hacia la etapa final y sacrificio del Hijo de Dios por el mundo. Jesús comenzó a instruir a sus discípulos y les explicaba con toda claridad el camino de su pascua.

Pedro se dirige a Jesús y se resiste a que padeciera tanto sufrimiento, es por ello que Jesús enérgicamente le reprende y le dice. “¡Apártate de mí, satanás! Tú no ves las cosas como las ve Dios, sino como las ven los hombres”.

Sabemos que el plan de Dios es difícil de comprender, Dios envía a su único hijo a salvarnos y por ello le toca sufrir, padecer, morir y resucitar. Es una prueba de fe que también Pedro comprende, el plan de Dios está por encima de todo interés ajeno al evangelio y no al revés. Y, al final de este evangelio, Jesús añade dos frases: “El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga”. “El que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y el evangelio la salvará”.

Contundente enseñanza, la que Jesús nos pide como cristianas y cristianos, seguirlo abrazando con fe y amor nuestra propia cruz. Jesús nos entrega las señales para nuestro propio caminar y nos invita hacernos disponibles en nuestras vidas.

Y solo en Jesús es donde nuestro corazón descansa, solo en Él, nuestras renuncias, nuestras cargas y nuestro seguimiento, tienen sentido.

* Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile

Mujeres Iglesia Biobío.