El Evangelio que anunciamos las mujeres. “¿Seremos tan buenos y buenas?”

Tengamos compasión en el diario vivir, con quienes nos rodeamos. ¿Cómo es nuestra actitud con Dios y con nuestros prójimos?

Ana Lobos Carrasco

25 octubre, 2019, 11:08 am
3 mins

Domingo 27 de octubre
¿Seremos tan buenos y buenas?
Lucas 18, 9-14

Queridos hermanos y hermanas, creo que todos y todas tenemos virtudes y valores, pero a veces nos confundimos y llegamos a ser “un fariseo más”. El mundo tan distorsionado en que vivimos tristemente la falta de humildad, nos hace creer que “merecemos” la gracia de Dios, a causa de nuestra propia justicia. Confiamos en nuestra propia justicia. Esa soberbia nos ciega el corazón y nos lleva a mirar con un desprecio absoluto a los demás, sin darnos cuenta que en realidad, somos indigentes, necesitados y necesitadas del amor y de la misericordia de Dios. Pero tantas veces, los elogios y aplausos de los demás nos son más importantes que Dios.

Delante de la justicia de Dios, nadie es tan bueno. Por eso, busquemos elogios y aplausos en el cielo, conociendo la santidad y la justicia de Dios. Oremos con él, y no con nosotras mismas y nosotros mismos como lo hace el fariseo en el Evangelio. Si oramos con Dios, él se encargará de darnos lo justo.

Tengamos compasión en el diario vivir, con quienes nos rodeamos. ¿Cómo es nuestra actitud con Dios y con nuestros prójimos?

Con la certeza de que Dios escucha nuestras súplicas, permanezcamos fieles a su llamado, aun cuando nuestra religión vaya perdiendo importancia en el mundo que nos toca vivir. Nuestra fe se mantiene en pie. Reconozcámonos pecadores, con humildad de corazón, tal como el publicano en el Evangelio. Nadie es justo o justa delante de Dios.

Apoyémonos en Dios y no en nuestras obras, estemos atentos y atentas a escuchar, acoger, defender, con alegría y gratitud, promoviendo así el Reino y la imagen de Dios… a través de la conversión que se nos regala en todo momento.

* Queridas hermanas, queridos hermanos, les enviamos una nueva homilía del Evangelio que anunciamos las mujeres. Nos alegramos y agradecemos los ojos y la voz nueva de mujeres que se atreven a decir y orar el Evangelio para nuestras comunidades. Estas van enriqueciendo nuestra capacidad de comprender y ampliar el mensaje de Jesús. Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile/ / Fotografía: Judith Schönsteiner.

Parroquia La Santa Cruz, Estación Central. Mujeres Iglesia Chile.