El Evangelio que anunciamos las mujeres. «Si quieres…”»

Volver al pozo, a la hondura de lo humano es una invitación, “si quieres”, a escucharse plenamente para evitar ser convertidos en extraños de nuestro propio mundo.

Giovanna Vásquez

16 febrero, 2021, 10:25 am
6 mins

Domingo 14 de febrero de 2021
Evangelio según San Marcos 1, 40-45

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: «Si quieres, puedes limpiarme». Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo: «Quiero: queda limpio». La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: «No se lo digas a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés, para que les sirva de testimonio». Pero cuando se fue, empezó a pregonar bien alto y a divulgar el hecho, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en lugares solitarios; y aun así acudían a él de todas partes.

SI QUIERES…

¿Te ha pasado que, en medio de una experiencia cotidiana, sientes desde el interior un ruido, una sensación de alerta o de búsqueda?

Cuerpo, mente y alma forman el todo de la persona humana. Las intuiciones ciertamente son también parte de nuestro yo inspirador que permite construir puentes de diálogo y encuentro con lo profundo de la vida y los demás. A veces los ruidos internos y externos, propios de un contexto cultural tan inmediatista, alejan de lo que en esencia nos constituye. Volver al pozo, a la hondura de lo humano es una invitación, “si quieres”, a escucharse plenamente para evitar ser convertidos en extraños de nuestro propio mundo.

¿Qué intuiciones brotan en nosotros al leer el Evangelio?

“¡QUIERO!”, NOS DICE JESÚS

Jesús nos muestra en toda su expresión la dignidad de la persona humana, impulsándonos a salir de las zonas de seguridad y buscar más allá de nuestras fronteras aquello que nos humaniza y plenifica.

La lepra es una enfermedad visible y perceptible externamente y que, a la vez, atraviesa el cuerpo y lo carcome desde adentro. Jesús quiere sanar al enfermo y le invita a ir más allá de lo evidente, aquietar su espíritu, mente y cuerpo para profundizar en el silencio de su humanidad.

Esto implica “darse cuenta de que nos damos cuenta”, es decir, reconocer y acoger lo que somos desde la subjetividad de cada persona, con las características y experiencias tan únicas de cada uno, para avanzar hacia la objetividad solidaria que nos compromete con el bien común. Se trata de ejercitar nuestras capacidades de autoconciencia que superan el deber ser o las acciones filantrópicas, decidiendo en libertad la vida que deseamos construir y compartir junto a otros.

El desafío es atreverse a vivir al borde del mundo, pues no basta con que el leproso se dé cuenta que ha sido sanado y corra a contarlo a los demás haciendo eco de sus propios ruidos y los del entorno, sino más bien se trata de un estado auto-consciente, una oportunidad para visibilizar todo lo que somos, integrando las racionalidades e intuiciones para encontrar el sentido de la existencia personal y humana.

De algún modo, esto conlleva ir contracorriente, sobre todo, en ocasiones cuando el espíritu ha sido modelado por la cultura, privilegiando algunas dimensiones humanas y olvidando al ser en plenitud. Buscar en lo profundo, donde habita Dios, las voces interiores que revelan el destino último que Él nos ha preparado, permite recuperar lo auténticamente humano, la sanación interior, siguiendo la ruta del silencio, la contemplación, y la resignificación de las experiencias a la luz del encuentro con Jesús.

¿Qué oportunidades tienes para degustar y contemplar la vida, el bien común, la comunidad? ¿Qué de ello te permite ser más y mejor persona?

* Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile

Profesora de Religión. Magíster en Doctrina Social de la Iglesia Hermanas Dominicas de la Presentación.