El Evangelio que anunciamos las mujeres. “Todas quienes pertenecen a la verdad, me escuchan”

La invitación es a mirar a Jesús. Mirar a Jesús para recocer en Él lo importante.

Constanza Daniela Correa Mautz

27 noviembre, 2018, 10:16 am
5 mins

Domingo 25 de noviembre
Todas quienes pertenecen a la verdad, me escuchan” (Jn 18, 33-37).

El Evangelio de este domingo nos muestra una escena de la vida de Jesús que para la mayoría de nosotras sería una situación difícil de experimentar: De pie, acusado frente a la autoridad máxima de la región, sabiendo que existe la posibilidad de una pena de muerte y depende absolutamente de otro ser humano esa decisión; en otras palabras, hay poco que podamos hacer al respecto.

Jesús da una explicación poco “racional”. Si para nuestro tiempo puede ser extraño, poco comprensibles sus palabras “mi Reino no es de este mundo”, “yo nací y vine al mundo para decir lo que es la verdad”, cuánto más extraño puede haber sido escuchar esto de un judío, pobre, hace dos mil años.

Quizás hoy la humanidad tiene la posibilidad de aproximarse a estas palabras de Jesús de un modo nuevo, profundo. En una época y mundo en donde tantos males nos aquejan cotidianamente, donde millones sufren. También es una época en que las mujeres tenemos mayor conciencia de nosotras mismas, mayor libertad, espacio para buscar-buscarnos, amorosa y respetuosamente. Hoy podemos hacer un camino de un modo que nuestras predecesoras no pudieron. Y hay que agradecer eso. Agradecer cómo sus vidas, sus experiencias, sus dolores —profundos me imagino—, sus sueños, hoy nos posibilitan conectar con Dios y con nosotras mismas con calma. Esto, por supuesto, si así lo deseamos, si para ello ordenamos nuestra vida y la priorizamos.

Jesús dice, en un momento crítico de su vida, que su reinado no tiene que ver con este plano, con esta tierra, con nuestros códigos. No sabemos mucho más. Solo nos deja entrever que su Reino es muy distinto a cómo las personas lo podrían comprender. Y aun así, reconociendo, sabiendo que “mi Reino no es de aquí”, Jesús se vinculó con cada persona, vivió su humanidad de manera plena, compasiva y alegre. Celebró, lloró, rezó, caminó, comió y bebió. Conversó con sus amigos, ayudó a personas en dolor. Y nosotras, que tampoco somos de este mundo, como nuestro hermano Jesús, a veces podemos tener dificultades para equilibrar nuestros deseos de vida espiritual en este mundo tan concreto. La invitación pues, es a mirar a Jesús. Mirar a Jesús para recocer en Él lo importante: vivir cotidianamente en unión con Dios Padre y Madre, Creador y Creadora, Fuente de vida, de cara a nuestra vida terrenal, confiadas plenamente en quien nos sostiene y de quien procedemos.

Pidamos la gracia de poder escuchar la verdad de la que nos habla Jesús: “Todas quienes pertenecen a la verdad, me escuchan”. Que podamos hacer silencio, cotidianamente. Respirar hondo, conectar con nuestro corazón, para escucharlo susurrando su verdad en nuestra vida… que nada malo puede pasar, que todo está bien; que somos sostenidas por algo o Alguien mayor que todas nosotras; mayor que toda la humanidad. Que en medio del dolor, de la tortura, de la injusticia y de la muerte, incluso, sepamos que nuestro Reino no es de aquí, pero aquí estamos, como Jesús, para recordarnos unas a otras esa verdad. La verdad de Jesús en el Evangelio: todas y todos venimos de donde mismo. Todas y todos somos hermanos y hermanas. Y la vida nos ha sido dada para cuidarnos, acompañarnos, celebrar, amar y sanarnos unos a otros.

Que el Espíritu de Jesús, que habita en cada una, nos ayude a darle el espacio a lo importante en nuestro día a día, para vivir en esta tierra con Su claridad y con plena confianza en Dios Padre y Madre.

* ¡Queridas amigas y compañeras de ruta, queridos amigos! Desde el primer domingo de Cuaresma, y hasta el último domingo del año litúrgico 2018, estaremos compartiendo con ustedes una reflexión sobre el Evangelio dominical. Con ello queremos visibilizar y compartir un comentario dicho por mujeres sobre la Palabra. Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook, Mujeres Iglesia Chile, y en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/

_________________________
Fuente: https://www.facebook.com/MujeresIglesiaChile/

Psicóloga Educacional. Puerto Montt. Comunidad Óscar Romero Sur Austral. Mujeres – Iglesia Chile.