El impulso del amor

Danos el valor de vivir desde el soplo de tu Espíritu para no vivir enajenados a otras fuerzas; Señor, solo tú puedes liberar nuestra libertad para dar frutos de humanidad.

Peregrina hacia ti que el soplo creacional de Dios sigue encendido en tu corazón, no lo apagues, no lo olvides, que si sintonizas con él, pequeñas y grandes cosas harás al servicio de la vida, de la dignidad humana y del bien común. En el «peregrinar hacia ti» está la clave de la insistencia de Jesús «ama a tu prójimo como a ti mismo» (Mt 22,39).

El sí de María (Lc 1, 26-38) y su magníficat (Lc 1,46-58) nacen de ese peregrinar y sintonía, con esa fuerza del amor. Ese soplo es una fuerza liberadora, sanadora, reconciliadora, por eso Jesús, en sus encuentros de liberación, sanación y de perdón celebraba diciendo «vete en paz, tu fe te ha salvado» (Lc 7,50).

Si por negligencia, pereza, ignorancia, no asumes el desafío de peregrinar hacia ti para discernir y sintonizar con el soplo de la vida, otras fuerzas usurparán tu vida y te deshumanizarán. La decisión está en ti.

Oremos Señor, danos el valor de vivir desde el soplo de tu Espíritu para no vivir enajenados a otras fuerzas; Señor, solo tú puedes liberar nuestra libertad para dar frutos de humanidad.

Sagrado corazón de Jesús, en vos confío Parroquia San Alberto Hurtado. Parte Alta de La Vega. Caracas-Venezuela.

_________________________
Fuente: http://revistasic.gumilla.org

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0