El Papa reestructura la Secretaría de Estado y crea nuevo organismo de control a las Nunciaturas

El nuevo organismo se ocupará de las “ternas” y acabará con el “carrerismo”. La “Sección para el personal diplomático de la Santa Sede” potencia el papel del cardenal Parolin.

Jesús Bastante

21 noviembre, 2017, 10:43 am
3 mins

Un paso más en la reforma de la Curia, y un impulso al papel de Pietro Parolin como “canciller” vaticano. El Papa Francisco ha ordenado la reestructuración de la Secretaría de Estado, creando una tercera sección, dedicada única y exclusivamente a los embajadores de la Santa Sede en todo el mundo.

El control de los Nuncios, y de las ternas presentadas, así como de la diplomacia extranjera, pasa ahora a depender directamente de la “Sección para el personal diplomático de la Santa Sede”, que dirigirá el arzobispo polaco Jan Romeo Pawlowski, quien se equipara a monseñor Becciu (responsable de Asuntos Generales) y monseñor Gallagher (Relaciones con los Estados). Un triunvirato para coordinar las políticas vaticanas, bajo la supervisión de Parolin y con hilo directo con el Papa.

A partir de ahora, será la sección dirigida por Pawlowski la que dirimirá las promociones y transferencias de personal en las Nunciaturas, así como su formación, condiciones de vida y demás detalles burocráticos. Pero, sobre todo, el nuevo organismo se ocupará de las “ternas” para los nombramientos de nuevos nuncios, en un intento por acabar con el “carrerismo” que tanto ha denunciado el Papa Bergoglio.

En la carta, enviada a todos los nuncios el pasado 18 de octubre, Francisco explica que su decisión estuvo motivada por la necesidad de proveer “un acompañamiento más humano, más sacerdotal, espiritual y profesional” para aquellos que están “al servicio diplomático de la Santa Sede”, bien sean la cabeza de la misión o incluso estudiantes de la Academia Eclesiástica, donde los jóvenes sacerdotes son entrenados para el servicio diplomático.

La carta del Papa subraya que el delegado “será capaz de visitar regularmente a los representantes pontificios” y supervisará la “selección permanente” de personal, así como la “promoción profesional” para personal diplomático.

La nueva sección “tendrá como finalidad demostrar la atención y la cercanía del Papa y de los superiores de la Secretaría de Estado al personal diplomático”. Por ello, “el delegado para las representaciones pontificias podrá prever visitar las sedes de las representaciones pontificias regularmente o cuando se presente alguna necesidad”. (Jesús Bastante / Agencias)

________________________
Fuente: www.periodistadigital.com/religion

Escribe habitualmente para el medio online español Religión Digital.