El primer Foro Mundial sobre los Refugiados

Se celebra en Ginebra del 17 al 18 de diciembre. Los estados miembros de la ONU, junto con empresas privadas, organizaciones sin fines de lucro y ONG (incluida el Servicio Jesuita a Refugiados) se reúnen para tratar la situación actual de los refugiados.

Kevin White sj

17 diciembre, 2019, 3:27 pm
8 mins

Esto no es ninguna exageración: hoy en día son más las personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares que en cualquier otro momento de la historia documentada. Este desplazamiento es un tema complejo, a menudo enervante, y que puede ser explotado con fines políticos. Sin embargo, una buena noticia es que hay iniciativas que quieren dar respuesta al problema; entre estas, el primer Foro Mundial sobre los Refugiados de la historia, que se celebrará en Ginebra del 17 al 18 de diciembre. Pero, antes que nada, estos son algunos conceptos y estadísticas que pueden ayudar entender los titulares. Detrás de estas cifras hay personas que no quieren ni más ni menos que lo que todos queremos y merecemos disfrutar: una vida acorde con nuestra dignidad como hijos de Dios. La manera en que respondamos refleja nuestra propia humanidad.

EL ALCANCE DEL DESPLAZAMIENTO EN EL MUNDO

Hoy, casi 71 millones de personas, casi el doble de personas de las que viven en la ciudad más grande del mundo, Tokio, se han visto desplazadas por la fuerza.

— 26 millones son refugiados, personas que, debido a un temor fundado de persecución o violencia por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social en particular, han huido de sus países. La mitad de todos los refugiados tienen menos de 18 años.

— 3,5 millones son solicitantes de asilo, individuos que buscan protección en un país específico y deben esperar para ser reconocidos por ese país como refugiados.

— 41 millones son personas desplazadas internas, individuos que han huido de sus hogares debido a conflictos internos o a desastres naturales pero que no han cruzado una frontera internacional. Los desplazados internos permanecen bajo la protección legal de sus propios gobiernos y, a diferencia de los refugiados, ni son elegibles para la protección legal internacional, ni para muchos tipos de ayuda.

SEGUIMIENTO DEL PACTO MUNDIAL SOBRE LOS REFUGIADOS

Esta semana en Ginebra, Suiza, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), junto al país helvético, acogerá el primer Foro Mundial sobre los Refugiados. Esta reunión de estados miembros de la ONU, junto con empresas privadas, organizaciones sin fines de lucro y ONG (incluida el Servicio Jesuita a Refugiados) se reúne para tratar la situación actual de los refugiados. Este encuentro dará seguimiento al Pacto Mundial sobre Refugiados (GCR, por sus siglas en inglés) de 2018: la declaración de la comunidad internacional para mejorar la respuesta del mundo a las situaciones actuales de refugio, garantizando que los refugiados y las naciones de acogida reciban el apoyo que necesitan.

El GCR tiene cuatro objetivos:

1. Compartir responsabilidades más equitativamente.
2.Ayudar a la autosuficiencia de los refugiados.
3. Ampliar el acceso a soluciones de terceros países (es decir, reasentamiento permanente u otras oportunidades como becas o permisos de trabajo).
4. Crear las condiciones en los países de origen para una repatriación segura, voluntaria y digna.

El GCR previó reuniones periódicas para evaluar los progresos hacia sus objetivos, de ahí surge el Foro Mundial sobre los Refugiados (GRF). Durante el Foro, los estados y otras contrapartes intercambiarán «buenas prácticas» y a su vez anunciarán compromisos y contribuciones en sus seis áreas de trabajo: responsabilidades compartidas, educación, empleos y medios de vida, energía e infraestructuras, soluciones y capacidad de protección.

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) se ha comprometido con Educación, Empleos y Medios de Vida y Soluciones (programas de Reconciliación / Construcción de la Paz).

FINANCIACIÓN Y REASENTAMIENTO

Un GRF exitoso nos permitirá ver cómo más estados y otros actores se unen a la respuesta a la situación de los refugiados, ya sea como donantes, anfitriones o aliados. El GRF espera implicar al «vacío intermedio», es decir, aquellos estados que podrían contribuir más o acoger a más refugiados.

En 2018, el 76 por ciento del presupuesto del ACNUR provino solo de 10 estados donantes, procediendo un 38 por ciento de los Estados Unidos; el 60 por ciento de la población de refugiados del mundo vivía en solo 10 países. Esta situación no es sostenible.

¿QUÉ PUEDES HACER?

El GRF será un encuentro de alto nivel de estados y otras contrapartes, pero ¿qué pueden hacer los individuos ante la crisis de la migración forzosa? Algunas reflexiones:

1. La respuesta que se necesita es tanto colectiva como individual. Todos podemos #Do1Thing (hacer una sola cosa) para llevar la esperanza a los refugiados. Inspírate aquí.
2. Conoce las enseñanzas sociales de la Iglesia y las posiciones sobre las migraciones.
3. Inspírate con los 20 Puntos de Acción del Papa Francisco, usándolos en tu comunidad o parroquia para involucrarte personalmente de manera práctica y espiritual.
4. Plantéate asociarte con el JRS o colabora económicamente.
5. Haz un ayuno en pro de los refugiados, una acción recomendada por la Iglesia como una forma de ser más conscientes de nuestra interdependencia y de ser más agradecidos por lo que tenemos y, de esta manera, estar más predispuestos a compartir. A Dios no le gusta nuestra incomodidad ante el hambre; más bien, Dios nos impulsa a expandir nuestros corazones cuando nos sentimos más abiertos a los demás.

Una versión más amplia de este artículo apareció por primera vez en America magazine el 11 de noviembre de 2019.

_________________________
Fuente: https://jrs.net

Representante del Servicio Jesuita a Refugiados en Ginebra, Suiza.