Esos «ríos de sangre» en Ucrania: «Guerra», no «operación militar»

Estas son las palabras del Papa Francisco en el llamamiento contra el ataque ruso que “siembra muerte, destrucción y miseria”. Ha agradecido a los periodistas que arriesgan su vida para permitirnos “evaluar la crueldad” de lo que ocurre en las ciudades ucranianas.

La de Ucrania es una “guerra” no una “operación militar”. Al comienzo de su nuevo llamamiento por la paz, el Papa Francisco desmintió las fake news que quieren presentar lo que está sucediendo con subterfugios verbales para enmascarar la cruel realidad de los hechos.

Francisco describió lo que está ante los ojos de todos —las viviendas civiles destruidas, los ancianos, las mujeres y los niños asesinados— diciendo que en Ucrania “corren ríos de sangre y de lágrimas”. No son palabras casuales, sino que repiten significativamente las pronunciadas hace dos días por el arzobispo de Kiev, Sviatoslav Shevchuk, que vive asediado en medio de su pueblo en la capital ucraniana.

Un tercer énfasis se refiere a la urgencia de la acción humanitaria. El Papa pidió que “se garanticen realmente los corredores humanitarios”, y el hincapié debe ponerse en el “realmente”, lo que indica, a pesar de las declaraciones de intenciones del ejército ruso que está invadiendo Ucrania, no ocurrió en la práctica. El Obispo de Roma también pidió que se respetara el derecho internacional, que evidentemente ha sido violado por quienes han querido desencadenar esta guerra de agresión.

De nuevo, Francisco imploró que “cesen los ataques armados”, porque está claro que se trata de una guerra de agresión, en la que están los que atacan y los que se defienden. Y donde hay un pueblo que está pagando terribles consecuencias: muerte, sufrimiento, familias divididas y millones de desplazados.

Por último, tras expresar su agradecimiento a quienes acogen a los que huyen, el Papa expresó su gratitud a los periodistas que arriesgan su vida para garantizar la información, permitiendo así a todos estar cerca del drama del pueblo ucraniano y “valorar la crueldad de una guerra”. Un agradecimiento que llega apenas tres días después de la aprobación de la nueva ley en Rusia que permite condenar a penas de hasta quince años de cárcel a los ciudadanos rusos y extranjeros que difundan “información falsa sobre las fuerzas armadas”. Porque hay quienes pretenden llamar a esta guerra sucia “una operación militar”.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0