Ex presidente de Perú y su esposa, condenados a prisión preventiva

Ollanta Humala y Nadine Heredia pasarán hasta 18 meses en la cárcel, mientras la justicia los juzga por lavado de fondos ilegales recibidos de la empresa brasileña Odebrecht.

Federico Berti

14 Julio, 2017, 10:27 am
5 mins

Las derivaciones internacionales del escándalo por sobornos en torno a la constructora Odebrecht han cobrado una nueva “víctima excelente”, con la condena a prisión preventiva del ex presidente de Perú Ollanta Humala.

A pedido del fiscal, el juez Richard Concepción Carhuancho, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, se dictaron ayer 18 meses de prisión preventiva contra el ex mandatario y su esposa Nadine Heredia, quien durante la presidencia de su marido fue reiteradamente acusada de gestionar un poder que la carta constitucional no le asignaba.

Marido y mujer son acusados de los delitos de lavado de activos por los aportes que el Partido Nacionalista recibió para las campañas presidenciales de 2006 y 2011, en las que Humala se postuló, ganando en las elecciones más recientes.

La pareja se entregó voluntariamente y pasó la primera noche en las dependencias del Poder Judicial en Lima. Hoy se determinará a qué penitenciaría serán derivados. En su cuenta de Twitter Humala sostuvo que “esta es la confirmación del abuso del poder, al que nosotros le haremos frente, en defensa de nuestros derechos y de los derechos de todos”. Poco antes, Heredia había dicho: “A pesar de la arbitrariedad, estamos aquí, confiamos en que esta decisión se va a revertir por ser de justicia. ¡Confiamos en nuestro país!”.

Humala es el segundo ex presidente que termina siendo arrestado por corrupción. Alberto Fujimori purga una condena a 25 años por ese delito. A su vez, sobre el ex presidente Alejandro Toledo pende una orden de captura nacional e internacional, acusado de haber aceptado 20 millones de dólares de la empresa Odebrecht para que pudiera obtener la concesión de obras viales. Desde entonces, Toledo es prófugo de la Justicia, se supone que en los Estados Unidos. Los investigadores peruanos siguen el rastro de financiaciones ilícitas de los partidos políticos, que llegan hasta el ex presidente Alan García y el propio mandatario actual Pedro Pablo Kuczynski.

Las tramas corruptas de Odebrecht tienen derivaciones en una docena de países de América Latina. Los fiscales peruanos se han basado en las declaraciones de Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en Perú. A mediados de 2010 recibió una llamada en la que Marcelo Odebrecht le ordenaba realizar donaciones para la campaña electoral de Humala. Estas fueron solicitadas expresamente por el Partido de los Trabajadores de Lula da Silva, cuya caja común con el gigante brasileño de la construcción estaba a cargo del entonces ministro de Hacienda, Antonio Palocci, conocido como El Italiano. La versión de Barata fue confirmada por el propio Marcelo Odebrecht, quien declaró a la justicia: “El Grupo Odebrecht, a pedido de Antonio Palocci Filho, habría enviado, a través del Departamento de Operaciones Estructuradas (la dependencia de Odebrecht encargada de administrar los sobornos), tres millones de dólares al candidato a la Presidencia del Perú Ollanta Humala”.

Odebrecht también habría financiado la campaña del presidente Juan Manuel Santos en Colombia y también de su adversario Óscar Iván Zuluaga.

Las actuaciones de la justicia han recibido críticas. El fiscal se ha tomado casi tres años de investigación sin formular acusación y la carátula del delito parece no configurar el lavado de activos, pues los dineros no serían de origen ilícito. A pesar de ello, el juez afirmó que ha llegado a la convicción de que existen elementos del delito, que se puede presumir que hay una perturbación de las pruebas y que ante el peligro de fuga era necesario arrestar a la pareja.

_______________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar

Escribe para revista Ciudad Nueva de Argentina.