Francisco firmó su nueva exhortación apostólica y pidió a los jóvenes “escucha, discernimiento y decisión”

En su primera visita como Papa a Loreto, Francisco puso la firma final a la exhortación post-sinodal “Vive Cristo, esperanza nuestra”, que recoge las conclusiones del Sínodo dedicado a la juventud en 2018.

Hernán Reyes Alcaide

25 marzo, 2019, 10:26 am
8 mins

“Escucha, discernimiento y decisión”. Esos son los tres ejes que, reconoció el Papa Francisco, marcaron el encuentro de obispos que se hizo en el Vaticano el año pasado y que sirvieron de base a su cuarta exhortación apostólica, la primera dedicada enteramente a los jóvenes. Un texto que se publicará el 2 de abril, coincidiendo con la fecha de la muerte de Juan Pablo II, como forma de unir “dos pontificados amados y cercanos a las nuevas generaciones”.

“La Santa Casa es el hogar de los jóvenes, porque aquí la Virgen María, la joven llena de gracia, sigue hablando a las nuevas generaciones, acompañando a cada una en la búsqueda de su propia vocación. Por eso quise firmar aquí el fruto de la Exhortación Apostólica del Sínodo dedicado a la juventud. Se titula ‘Christus vivit – Cristo vive’”, planteó el pontífice durante la eucaristía en el santuario de la ciudad del este de Italia, de 12 mil habitantes, reconocida mundialmente por su Santuario.

CALUROSA BIENVENIDA

Francisco llegó en helicóptero desde el Vaticano a la imponente basílica construida en el Renacimiento alrededor de la casa donde, según la tradición, el Arcángel Gabriel anunció a la Virgen María la maternidad divina y donde vivió la Sagrada Familia, en Nazaret. Allí celebró la misa y luego dio su discurso frente a una multitud a la que la agradeció la “calurosa bienvenida”.

“El primer momento, el de la escucha, se manifiesta con las palabras del ángel: ‘No temas a María, […] concebirás un hijo, le darás a luz y lo llamarás Jesús’ (vv. 30-31). Siempre es Dios quien toma la iniciativa de llamar a quien lo siga. El llamado a la fe y al camino coherente de la vida cristiana o la consagración especial es una ruptura discreta pero fuerte de Dios en la vida de un joven, para ofrecerle su amor como un regalo. Es necesario estar listo y dispuesto a escuchar y aceptar la voz de Dios, que no se reconoce a sí mismo en el ruido y la agitación”, ejemplificó.

“El segundo momento típico de cada vocación es el discernimiento, expresado en las palabras de María: ‘¿Cómo será esto?’ (V. 34). María no duda; su pregunta no es la falta de fe, por el contrario, expresa su deseo de descubrir las ‘sorpresas’ de Dios”, continuó el Papa.

EL LUGAR DE LA REUNIFICACIÓN DE ITALIA

“La decisión es el tercer pasaje que caracteriza a cada vocación cristiana y se hace explícita por la respuesta de María al ángel: ‘Dejen que sea para mí según su palabra’ (v. 38). Su ‘sí’ al plan de salvación de Dios, implementado a través de la Encarnación, es la entrega a él de toda su vida. Es el ‘sí’ de plena confianza y disponibilidad total a la voluntad de Dios”, terminó de enfocar sobre los tres puntos en los que plasmó la exhortación.

Después de casi siete años de la visita de Benedicto XVI, Bergoglio decidió firmar en la Santa Casa la exhortación y dar además la primera misa en el lugar luego de la reunificación de Italia, ya que la última celebración eucarística fue celebrada hace 162 años por Pío IX. El Papa argentino dedicó su discurso a jóvenes, familia y enfermos.

Así, Francisco, de reconocida vocación mariana, confió a la Virgen María el documento que sella la labor del Sínodo de Obispos celebrado en el Vaticano, del 3 al 28 de octubre de 2018, sobre el tema: “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

SE PUBLICARÁ EN LOS PRÓXIMOS DÍAS

Si bien aún no está confirmada la fecha oficial de publicación, el Vaticano confirmó que será “en los próximos días”. La semana pasada, el periodista Giovanni Tridente publicó en twitter los dos primeros puntos del nuevo documento papal.

“Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la belleza más hermosa de nuestro mundo. Todo aquello que Él toca se rejuvenece, se hace joven, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero hacer llegar a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo!”, inicia la exhortación.

“Él está dentro de ti, está contigo y no se va. Incluso si tú te alejas, el Resucitado está ahí, esperándote para comenzar de nuevo. Cuando te sientes envejecido a causa de la tristeza, el rencor, el miedo, las dudas o las frustraciones…”, continúa, de acuerdo al facsímil publicado por el colega de la península.

El documento fue firmado el lunes por el pontífice, antes de compartir un encuentro con los capuchinos presentes en el lugar y de almorzar con los obispos.

JÓVENES, FAMILIA Y ENFERMOS

“La casa de María es también el hogar de la familia. En la delicada situación del mundo de hoy, la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer asume una importancia y una misión esencial. Es necesario redescubrir el plan dibujado por Dios para la familia, reafirmarlo”, agregó Bergoglio durante la misa.

“Por favor, no caigamos en la cultura del descarte propuesta por las múltiples colonizaciones ideológicas que hoy nos atacan”, lanzó Bergoglio, en un pasaje improvisado del discurso.

“La casa de María es el hogar de los enfermos. Aquí encuentran bienvenidos a los que sufren en cuerpo y espíritu, y la Madre aporta a toda la misericordia del Señor de generación en generación”, afirmó también, destacando los tres puntos, jóvenes, familia y enfermos, en los que enfocó la importancia del santuario mariano.

_________________________
Fuente: www.religiondigital.org

Corresponsal en Roma.