Gran Imán Ahmed al-Tayeb alerta de los peligros que el cambio climático está provocando en Asia

Hace un fuerte llamamiento para contrarrestar los efectos del cambio climático, tras las inundaciones y el calor récord registrados en Irán, Irak y Turquía. Parece que no solo se debe a factores medioambientales y también entran en juego los gobiernos con su corrupción, mala gestión y explotación de los recursos.

Vatican News

04 agosto, 2021, 11:04 am
3 mins

En sintonía una vez más con el Papa Francisco —primero con el diálogo interreligioso y ahora con el medio ambiente— el Gran Imán de al-Azhar, Ahmed al-Tayeb, una de las figuras más autorizadas del Islam suní, pide una “acción seria” para contrarrestar los efectos devastadores del cambio climático, tras las numerosas noticias que llegan de la región, desde las protestas por la crisis del agua en Irán hasta las devastadoras inundaciones e incendios que han afectado a Turquía en los últimos días, sin olvidar la abrasadora ola de calor en Irak. El líder islámico, a través de un tweet en su Cuenta Oficial de Twitter, ha alertado de esta crisis:

“Las recientes inundaciones y el aumento récord de las temperaturas en todo el mundo, que han causado cientos de muertos y desplazados como consecuencia, deberían reforzar la necesidad de actuar seriamente para combatir el cambio climático y salvaguardar a la humanidad de esta innegable amenaza”.

Tal y como ha informado AsiaNews, en los últimos días, varias muertes y cientos de personas han sido desplazadas por las devastadoras inundaciones en Turquía. En Bagdad, capital de Irak, las temperaturas alcanzaron los 51,7 grados centígrados. Los efectos de la ola de calor se han visto agravados por los frecuentes cortes de electricidad, que dificultan el suministro de los sistemas de refrigeración. La falta de agua también es otro de los grandes problemas de la región, que se debe a dos factores: al cambio climático y a la mala gestión de los recursos por parte de los gobiernos de Argelia, Irán, Irak, Sudán y Yemen. AsiaNews informa que la falta de agua ha generado muchas revueltas y disturbios en estas naciones y los analistas consideran que la corrupción y la prevaricación son “elementos clave” del problema.

Irak se encuentra entre las naciones de la zona con las reservas de agua más abundantes, sin embargo, el nivel del Tigris y el Éufrates ha descendido un 40% en las últimas décadas, en parte debido a las actividades de los países vecinos, incluida Turquía y sus centrales eléctricas. Además, científicos señalan que hay un aumento de las temperaturas y una reducción de las precipitaciones debido al cambio climático. El temor, sin duda, es que la evolución de la crisis pueda desencadenar nuevos conflictos entre países vecinos que compiten por los mismos recursos hídricos, como está ocurriendo entre Egipto y Etiopía por una polémica presa en el Nilo Azul.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va

Noticias desde el Vaticano.