La Iglesia chilena ante Amoris Laetitia

Sr. Director:

Ante la carta enviada a Mensaje por Carolina del Río sobre el rol de nuestros pastores en la implementación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, expresamos con fraternidad, pero con mucha claridad, que lo que ella señala carece de base.

En la gran mayoría de las parroquias de Santiago, la Exhortación ha sido difundida y se han formado agentes pastorales encabezados por sus párrocos para formarnos en el discernimiento y la acogida que el papa Francisco nos propone en su carta. Nuestro arzobispo, sus obispos auxiliares y vicarios están trabajando por su implementación. Tanto es así, que “La familia” es una de las prioridades pastorales de la Iglesia de Santiago este año. Entendiendo la urgencia de comprender mejor a las familias, el obispo decidió hace algunos años designar a un matrimonio como sus delegados para la Pastoral Familiar, dotando a un hombre y mujer laicos de un rol símil al de “vicarios episcopales”. Por otra parte, a los divorciados vueltos a casar se les quiere integrar y apoyar en su discernimiento, así como también a los convivientes y otras uniones informales.

“Quienes han sido casados y se han divorciado siguen siendo hijos de la Iglesia, siguen siendo bautizados, siguen siendo parte de esta, nuestra comunidad. No están excomulgados, no están separados de la Iglesia. La Iglesia quiere estar cerca de estas familias para ofrecerles la misericordia de Dios”, nos ha señalado el Arzobispo en reiteradas ocasiones.

Se está desarrollando un trabajo entre la Delegación Episcopal para la Familia y el Tribunal Interdiocesano. Es un servicio para acercarnos a los fieles que requieren de una revisión de su matrimonio sacramental inicial ya roto y que se encuentran en otra unión que no pueden formalizar ante la Iglesia. Es así como, acogiendo el llamado de papa Francisco a una “atenta y fraterna acogida” a las solicitudes de nulidad eclesiástica de matrimonios, se está aplicando la reforma papal en Santiago en busca de hacerla accesible para todos, a través de un trámite ágil y, en la medida de lo posible, de carácter gratuito.

Invitamos a no seguir extendiendo la idea de que en Chile no se está en comunión con el papa Francisco y su llamado a recorrer caminos nuevos de acogida y misericordia con todos. Pedimos que quienes emitan comentarios consulten a los organismos diocesanos pertinentes para obtener mayor información.

Diácono José Manuel Borgoño, Mónica Undurraga U. — Matrimonio delegado episcopal para la Pastoral Familiar, Arquidiócesis de Santiago

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0