La solidaridad de la familia Caritas en tiempos de pandemia

La grave crisis sanitaria que enfrentamos como país producto de la pandemia por el Covid-19, golpea nuevamente a los más vulnerables de nuestra sociedad, lo que mantiene a los equipos diocesanos de la Pastoral Social Caritas en Chile trabajando para apoyarlos en esta dura etapa.

Pastoral Social Caritas

15 abril, 2020, 1:17 pm
7 mins

En una reunión virtual efectuada por el equipo de Caritas Chile junto a los directores diocesanos, se pudo revisar la realidad que se está enfrentando a lo largo del país y las diversas acciones que se están llevando a cabo para continuar apoyando a las personas, familias y comunidades más golpeadas.

El diagnóstico es igual para todos: siempre los más afectados son los más vulnerables, entre ellos, las personas mayores, enfermos crónicos y los migrantes. Justamente, debido a la critica situación de los hermanos migrantes que se encuentran en Chile, es que la campaña de Cuaresma de Fraternidad bajo el lema “Tu aporte y el nuestro, esperanza de todos”, se extendió hasta el 31 de mayo, dando la opción de aumentar la recaudación vía electrónica.

El alimento ha sido la prioridad en estas primeras semanas de crisis y ese ha sido el foco de la ayuda. Hasta la fecha 19 diócesis están dando alimentación, ya sea en comedores parroquiales, o bien, por medio de colaciones para llevar y entrega de canasta de alimentos. A esto se suman también kits de higiene personal y aseo.

El trabajo diario que realizan las pastorales sociales Caritas a lo largo del país, sigue siendo sin pausa, pero en la medida de las posibilidades que cada región vive de acuerdo a las restricciones y medidas sanitarias.

Es así como en Iquique se inició un servicio espiritual de escucha telefónica que está en manos de sacerdotes y religiosas, quienes prestan apoyo sicosocial a quienes lo requieren. Junto a ello, ha sido posible dar almuerzo en algunos comedores y se continúa con entrega de canastas familiares y de aseo personal.

Desde Calama, el P. David Vargas informa que junto a párrocos y equipos voluntarios se encuentran recaudando donaciones y alimentos para distribuir a la población más vulnerable: “Es dramático lo que hemos vivido, llegaron a golpear con fuerza el portón de nuestras oficinas pidiendo ayuda. Activamos tres comedores para poder entregar almuerzos y desde el 13 de abril tendremos abierta la campaña de recaudación”.

En Concepción, el trabajo de la Pastoral Social Caritas continúa también con fuerza, así lo expresó su directora Gabriela Gutiérrez: “Estamos realizando actividades solidarias en modalidades distintas. Ya no podemos entregar alimentación en nuestros comedores, pero sí estamos dando respuesta a los casos más urgentes, entregando alimentos no perecibles, contención, apoyo espiritual, acompañamiento con un fono escucha. También hemos dispuesto nuestra infraestructura para el uso que se requiera”.

En Los Ángeles, se ha seguido con un trabajo activo en la entrega de alimentación en comedores para personas en situación de calle y familias por medio de canastas familiares. El P. Gustavo Valencia, director de la Pastoral Social Caritas, es uno de los que realiza esta diaria labor directamente, “es un trabajo que estaba en manos de voluntarios y que por esta crisis nosotros estamos apoyando, dada la necesidad, con todas las precauciones sanitarias recomendadas. Estamos muy contentos de hacer esta obra de bien, por los que más nos necesitan”.

Desde Temuco, Karen Fuentes da cuenta de la difícil situación que enfrentan al ser una de las regiones más afectadas por el contagio del Covid-19: “Pese a eso, contamos con muchos voluntarios que mantienen su acción pastoral y mantienen en funcionamiento algunos comedores que han seguido con la entrega de alimentos para personas en situación de calle, adultos mayores y también de canastas básicas para familias”.

Desde Valdivia, Ana María Salinas, directora diocesana, ha querido destacar la labor de los voluntarios parroquiales, quienes continúan entregando apoyo en cuatro comedores los días domingo y en algunos casos, también se entregan alimentos en las casas. “El desafío que tenemos hacia las próximas semanas es otorgar alimento todos los días, así como asistir permanentemente a los adultos mayores.

Desde la diócesis de Aysén, Flor Quiroz, señala que se está trabajando coordinadamente con instituciones de gobierno. “Esta pandemia nos vuelve a sacar la gran brecha social y desigualdad que tenemos en el país. Tenemos una tarea como Iglesia, el llamado que nos ha hecho el Papa, y esa es la defensa de los derechos de los pobres. Conocer quiénes son los que están sufriendo con más fuerza esta crisis”.

En Santiago, la Vicaría Pastoral Social Caritas ha seguido con el funcionamiento de varios comedores, así como también con la entrega de kits de alimentos y de higiene personal. A ello se suma un servicio de escucha telefónica y una campaña de recaudación de fondos. Su director, Luis Berrios, expresó que “la pandemia va a obligarnos a repensar nuestro quehacer para todas las acciones futuras de nuestra Iglesia, cómo va a cambiar nuestro rol de servicio hacia los más vulnerables”.

Al finalizar el encuentro, el presidente de Caritas Chile, obispo Pedro Ossandón, agradeció a todos por el inmenso trabajo desplegado a lo largo del país, enfatizando en que “el migrante es un sujeto prioritario que está enfrentando una pobreza aún mayor producto de esta crisis. La Pastoral Social Caritas tiene un rol solidario y por tanto está al servicio de todos los que nos necesitan y debemos seguir sumando esfuerzos y trabajo colectivo”.

_________________________
Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas, www.caritaschile.org / www.iglesia.cl

Desde el año 2006 la Vicaría de Pastoral Social y la Vicaría de los Trabajadores se unifican y desarrollan una labor conjunta como Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores. Con su quehacer renueva el compromiso de la Iglesia de Santiago con la sociedad chilena y especialmente con el mundo social y del trabajo. Inspirada en la Doctrina Social de la Iglesia, en la promoción de la dignidad del ser humano y el respeto de sus derechos.