Las fuerzas sirias rompen el sitio en Deir Ezzor

La zona es uno de los dos bastiones que le quedan al Isis en Siria. Más de 5 mil soldados y 100 mil habitantes fueron sitiados durante 28 meses.

Alberto Barlocci

07 Septiembre, 2017, 5:54 pm
3 mins

Luego de 28 meses de sitio por parte del Isis, las fuerzas armadas de Siria y sus aliados pudieron romper el cerco que rodeaba a más de 5 mil efectivos y unos 100.000 civiles que quedaron atrapados en Deir Ezzor. Estamos en la zona oriental del país, próximos a la frontera con Irak. Un sector fuertemente controlado por el Isis, como también el otro bastión de los terroristas: Raqqa.

El ejército sirio pudo liberar el 40% de la ciudad homónima luego de ásperos combates. Eso supone una importante derrota para el Isis, cada vez más obligado a defenderse, y aislado de las fuentes de abastecimiento que hasta ahora permitieron actuar en los frentes de guerra. Casi por completo expulsados de Irak, donde la coalición bajo el liderazgo del Pentágono los presiona, y acosados en Siria, los milicianos están recurriendo incluso al envío de mujeres al combate, algo que hasta ahora no habían permitido.

Recuperar la región de Deir Ezzor implica, además, recuperar el control de estratégicos pozos petroleros que hasta ahora han financiado al Isis en su guerra. Un detalle, este, que no es considerado lo suficiente, pues quien compra el petróleo al Isis colabora con un grupo de terroristas despiadados.

El odio del Isis se ha descargado contra la infraestructura civil de Deir Ezzor. Se registra la destrucción de centrales de bombeo de agua, centrales eléctricas, escuelas, hospitales y la colocación de explosivos en decenas de edificios. Eso podría retrasar el avance de las fuerzas de Damasco.

Por otro lado, se insiste en señalar operativos estadounidenses desde el aire, en zonas controladas por el Isis. Podría ser la recuperación de informantes y espías infiltrados, pero también de colaboradores que podrían confirmar que el Isis ha sido combatido por Estados Unidos en Irak, pero no tanto en Siria, siendo utilizado para el principal objetivo de Washington en este último país: derrocar el régimen del presidente Bashar al Assad. Uno de los capítulos más oscuros de esta guerra absurda.

El silencio de gran parte de los medios occidentales sobre la ruptura del sitio en Deir Ezzor, estaría confirmando que no es una buena noticia para el Pentágono, pese a las declaraciones públicas de querer neutralizar de una vez por todas a ese monstruo llamado Isis.

_____________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar

Abogado y periodista de nacionalidad italiana radicado en Argentina. Escribe para el medio de ese país, Ciudad Nueva.